del concurso Desafío de Innovación Conjunta, que se realiza por primera vez y tiene el propósito de otorgar financiamiento a empresas sociales que promuevan el empoderamiento de las mujeres y las niñas en todo el mundo.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) anunció este jueves a los diez ganadores del concurso Desafío de Innovación Conjunta, que se realiza por primera vez y tiene el propósito de otorgar financiamiento a empresas sociales que promuevan el empoderamiento de las mujeres y las niñas en todo el mundo.

Los proyectos ganadores trabajan en áreas que varían desde un sistema de diagnóstico portátil para la preeclampsia (complicación del embarazo potencialmente severa caracterizada por una presión arterial elevada) hasta un juego de mesa que difunde información sobre salud y derechos sexuales y reproductivos.

Las iniciativas que se presentaron a concurso provinieron de 61 países y sumaron 300. Un panel de expertos se encargó de seleccionar la decena de ganadores, que firmaron un contrato de nueve meses con el UNFPA y recibieron 60.000 dólares para apoyar su trabajo.

El Fondo señaló que estos recursos permitirán que los proyectos superen la fase piloto y se consoliden gracias a que también se les ofrecerá tutoría, capacitación, talleres y acceso a la red de la ONU.

Pensamiento creativo

Según la directora ejecutiva del UNFPA, “el pensamiento creativo y las soluciones innovadoras son esenciales para acelerar el progreso de las mujeres y las niñas en el mundo”.

Natalia Kanem explicó que las iniciativas premiadas son dirigidas por mujeres oriundas de cinco regiones.

Los gobiernos de Luxemburgo, Finlandia y Dinamarca patrocinan el premio a través del Fondo Acelerador Equalizer, que invierte en estrategias para ampliar el acceso a servicios de anticoncepción y salud materna para mujeres y niñas, y para acabar con la violencia de género.

Proyectos latinoamericanos

Entre los diez ganadores de este primer Desafío de Innovación Conjunta se cuenta la Fundación Paniamor, de Costa Rica, que desarrolla un conjunto de herramientas digitales dirigidas a niñas y adolescentes para ayudar a prevenir y responder a la violencia y exclusión social en línea.

El año pasado, este proyecto tuvo un alcance nacional de 55.000 niñas, 6500 adolescentes, 76.000 personas responsables de cuidar a menores de edad y 9400 funcionarios.

Tirando X Colombia, la otra iniciativa latinoamericana premiada por el UNFPA, utiliza la Inteligencia Artificial para brindar a las adolescentes información y servicios de salud sexual y reproductiva de calidad, ayudando a terminar con el ciclo de pobreza generado por los embarazos en ese grupo de edad.

En Colombia, una de cada cinco adolescentes está embarazada o ya es madre, por lo que el proyecto busca transformar la educación sexual para dejar de lado el tabú en el momento de hablar de sexo y sexualidad por medio de diversas estrategias pedagógicas.

Clínicas móviles en Mongolia

Entre los otros proyectos ganadores se cuentan GerHub, de Mongolia, que lleva información y servicios de salud sexual y reproductiva en clínicas móviles a zonas remotas del país; y un sistema ugandés de diagnóstico portátil para la detección temprana de la preeclampsia para que las mujeres afectadas reciban tratamiento oportuno.

También destaca un método desarrollado en Nigeria para detectar el embarazo ectópico (cuando el óvulo fecundado se implanta fuera del útero), que tiene peligrosas consecuencias, incluida la muerte, si no se diagnostica y trata a tiempo; así como una herramienta digital armenia que brinda a mujeres y niñas funciones de seguridad para protegerlas contra la violencia y ofrece opciones para las sobrevivientes.

Realidad virtual contra la violencia de género

De Turquía recibió el galardón una experiencia inmersiva de realidad virtual aumentada que tiene el propósito de detener la violencia de género al presentar a las personas simulaciones basadas en experiencias de la vida real de las mujeres.

Otra ganadora fue una plataforma bengalí de salud y bienestar familiar que ofrece acceso a planificación familiar, información sobre salud reproductiva y servicios para mujeres jóvenes y madres primerizas.

La iniciativa Urukundo, de Rwanda, el primer juego educativo de baja tecnología con licencia en ese país que difunde información sobre salud y derechos sexuales y reproductivos, también fue premiada.

El décimo proyecto ganador fue un centro comunitario y de innovación para mujeres de Camerún, que con una herramienta digital conecta a sobrevivientes y personas en riesgo de violencia de género a través de una plataforma de mensajería segura y confidencial.

Follow Us on Social

Most Read