de su país continuará con sus operaciones en los territorios palestinos "hasta la victoria" y ha aseverado que la liberación de los rehenes israelíes, retenidos por los integrantes del ala militar de Hamás en la Franja de Gaza, es una condición imprescindible para que haya un alto el fuego en la zona del conflicto actual.

 "No habrá un alto el fuego hasta que regresen los secuestrados", ha dicho Netanyahu mientras se reunía con militares en una base de la Fuerza Aérea israelí este 5 de noviembre. "Se lo decimos tanto a nuestros enemigos como a nuestros amigos", ha añadido. "Simplemente vamos a seguir hasta derrotarlos, no tenemos otra alternativa", ha concluido el líder israelí.

Este viernes, el primer ministro israelí ya rechazó la posibilidad de un "alto el fuego temporal que no incluya el retorno de los rehenes" y aseguró que las fuerzas de su país seguirán bombardeando la Franja de Gaza enclave "con toda su fuerza".

En este sentido, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, también rechazó propuestas de los cancilleres de Egipto y Jordania sobre el cese al fuego en el enclave palestino, alegando que "simplemente mantendría a Hamás en su sitio, capaz de reagruparse y repetir lo que hizo el 7 de octubre". Es más, Blinken subrayó la importancia de "reafirmar el derecho y la obligación de Israel de defenderse a sí mismo".

A medida que EE.UU. sigue respaldando las agresiones de Israel contra los territorios palestinos, el Ejército israelí continúa con sus mortíferos ataques contra la Franja de Gaza, aumentando el saldo de víctimas, que a día de hoy ya ha sobrepasado los 9.700 civiles, mientras que otros 26.000 han resultado heridos.

Follow Us on Social

Most Read