En un discurso televisado a la nación, el jefe del Ejército, mariscal Abdel Fatah al Sisi, anunció que se ha decretado la suspensión temporal de la Constitución egipcia.

El presidente de la Corte Constitucional administrará la etapa interina y convocará elecciones presidenciales anticipadas, dentro de la hoja de ruta acordada por el Ejército con las fuerzas del país.

El presidente tendrá todo el poder para hacer declaraciones constitucionales y para designar a un jefe de Gobierno con prerrogativas, dijo Al Sisi.

Además, se formará un comité de expertos para enmendar la Constitución, según el plan trazado por Al Sisi, que estaba rodeado por líderes políticos además del jeque de la institución islámica de Al Azhar, Ahmed Tayeb, y el papa copto, Teodoro II.

Al Sisi dijo que el discurso a la nación que ofreció ayer Mursi "no respondió a las demandas del pueblo", después del ultimátum de 48 horas que le había dado el Ejército, por lo que las Fuerzas Armadas han decidido abrir consultas con representantes de las fuerzas nacionales.

Cinco partidarios del presidente egipcio Mohamed Mursi, murieron en enfrentamientos con militares y policías en la ciudad de Marsa Matrouh, en el noroeste de Egipto, y en Alejandría, en el norte, indicaron los servicios de seguridad.

Cuatro personas murieron y otras diez resultaron heridas en el ataque de un grupo de hombres armados, partidarios de Mursi, contra la sede de los servicios de seguridad de Marsa Matrouh, ciudad de la costa mediterránea cercana a la frontera libia.

Una quinta persona, también partidaria de Mursi, murió en los enfrentamientos ocurridos en Alejandría, la segunda ciudad del país.

También estallaron enfrentamientos entre opositores y partidarios de Mursi en la provincia central de Aisut y en la de Gharbiya, en el delta del Nilo.

Desde el 26 de junio, 47 personas fallecieron en Egipto en los enfrentamientos entre opositores y partidarios del presidente depuesto Mohamed Mursi.

Follow Us on Social

Most Read