En las estaciones de la capital india los pasajeros, protegidos con mascarilla, iban sentados en vagones semivacíos. Ocupaban uno de cada dos asientos. Una pegatina indicaba cuál debía permanecer desocupado. A cada pasajero se le tomaba la temperatura.

"Tenemos que salir de casa para seguir con nuestra vida", declaró a la AFP uno de ellos, Deepak Kumar, que iba a trabajar.

"Reanudar el metro es una buena iniciativa del gobierno. Porque si queremos vivir tenemos que trabajar", agregó, insistiendo en que "se respeta el distanciamiento físico y el 100% de la gente lleva puesta la mascarilla".

El metro ha vuelto a circular en Nueva Delhi y otras ciudades como Bombay, la capital financiera, a pesar de que India se ha convertido, con 4,2 millones de casos de covid-19 identificados desde el comienzo de la crisis, en el segundo país del mundo en número de casos después de Estados Unidos y por delante de Brasil.

- Un récord -

En muertes contabilizadas oficialmente, India ocupa el tercer lugar entre los países más enlutados, con 71.642 fallecidos, detrás de Estados Unidos (188.540) y Brasil (126.960).

En Nueva Delhi, una ciudad de más de 20 millones de habitantes, el número diario de nuevas infecciones superó el domingo 3.000 (3.256), el mayor aumento en 73 días.

Desde agosto, India bate a diario récords mundiales de aumento de casos y el sábado superó los cuatro millones, apenas 13 días después de llegar a tres millones.

La reapertura del metro forma parte de las iniciativas gubernamentales por reactivar progresivamente la economía del segundo país más poblado del mundo (1.300 millones de habitantes), muy afectada por el estricto confinamiento impuesto a finales de marzo que se ha levantado gradualmente y ha perjudicado sobre todo a los más pobres.

El Producto Interior Bruto se desplomó 23,9% en marzo-abril, una caída histórica, durante el primer trimestre del año fiscal de India, que va del 1 de abril de 2020 al 31 de marzo de 2021.

El lunes, los usuarios del metro parecían aceptar las restricciones sanitarias impuestas por las autoridades, con una única línea operativa ese día, durante cuatro horas por la mañana y otras tantas por la tarde. Cada tren tenía que ser desinfectado después de cada viaje. En las estaciones solo había una o dos entradas abiertas.

- "Nueva normalidad" -

"Es la nueva normalidad, creo que todos tenemos que asumir esta responsabilidad", estima un pasajero, Rashi Bhargave.

Antes de la pandemia, la red de metro de la capital transportaba cada día a 2,7 millones de pasajeros en sus aproximadamente 400 km.

"Se han desplegado 1.000 empleados más en la red, además del personal habitual de las estaciones, para guiar y ayudar a los pasajeros con estas nuevas normas de viaje", explicó a los medios de comunicación locales Anuj Dayal, del operador Delhi Metro Rail Corporation.

El operador del metro de la capital también ha aumentado el ritmo de renovación del aire en los vagones y la ventilación de las estaciones.

Follow Us on Social

Most Read