Las acciones de tecnología reanudaron su caída una vez más ayer, pero fueron las empresas de energía las que enfrentaron el día más difícil. 

De los 11 sectores en el índice S&P 500, las empresas de energía cayeron con mayor fuerza, con una pérdida de 3.7%, frente al 2.3% de las acciones de tecnología de la información y el 1.8% de las de consumo discrecional, reporta eToro.

La caída del precio del petróleo y su impacto en el sector energético se ha visto ensombrecido en gran medida por la volatilidad entre los gigantes tecnológicos durante la semana pasada, pero el impacto ha sido significativo.

El sector energético ha caído en siete de las últimas ocho sesiones de negociación, y las firmas de exploración de hidrocarburos como Apache y Occidental bajaron entre 20% y 30% en el último mes, y dos dígitos durante la última semana.

Esto ha sido impulsado por el precio del petróleo, que se hundió a menos de 40 dólares el barril por primera vez en meses, impulsado por una vacilante recuperación de la demanda y por el cártel global de la OPEP, que comenzó a aumentar la producción. Arabia Saudita recortó el precio oficial al que vende petróleo a Asia y Estados Unidos a principios de la semana y añadió más leña al fuego.

S&P 500: -1.8% jueves, +3.4% en el año
Dow Jones: -1.5% jueves, -3.5% en el año
Nasdaq Comp.: -2% jueves, +21.7 en el año

Esta reducción en los precios promedio del barril de petróleo en el mundo, afectarán sin duda a la economía mexicana ya que los pronósticos presentados en el paquete de iniciativa de Ley para el presupuesto de ingresos y egresos, para 2021, del gobierno mexicano, sobre estima el precio promedio del barril de petróleo al fijar un promedio de 42 USD x Bdp, con lo que proyecta un ingreso mayor al que realmente podría llegar a tener, en caso de que los precios del petróleo sigan cayendo en el mercado, com lo que crearía un gran boquete en las finanzas de México.

Follow Us on Social

Most Read