El Gobierno de México realizó hoy una colocación de bonos a tasa de interés real fija a 10 años en el mercado de deuda local por un monto total de 2 mil 500 millones de unidades de inversión (udis), equivalentes a 822 millones de dólares.

En un comunicado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó que el nuevo bono de referencia, con vencimiento en noviembre de 2031, pagará un cupón de 2.75% y ofrecerá a los inversionistas un rendimiento de 1.75%, 15 puntos base por debajo de la tasa de rendimiento máxima ofrecida en la subasta sindicada.

Detalló que la colocación se realizó a través de los Formadores de Mercado de Udibonos mediante una subasta sindicada, método que, según el Gobierno, permite colocar un monto relevante entre los inversionistas para que las nuevas emisiones cuenten con mayor liquidez.


Se contó con la participación de inversionistas nacionales y extranjeros, con una demanda total de más de 4 mil 900 millones de udis (mil 610 millones de dólares), equivalente a 1.97 veces el monto colocado, señaló la SHCP.

México acude al mercado de eurobonos para refinanciar deuda
Según la Secretaría de Hacienda, "la introducción de esta nueva referencia brinda profundidad al mercado, contribuye al proceso de descubrimiento de precios y favorece una distribución amplia y diversificada de la tenencia de los instrumentos entre inversionistas locales y extranjeros".


Asimismo, este método de colocación promueve una mejora de las condiciones de liquidez en los mercados secundarios, de acuerdo a la versión del Ejecutivo mexicano.

La SHCP resaltó que la operación complementa el programa de colocaciones primarias del Gobierno federal que tienen lugar cada semana por conducto del Banco de México.

Precisó que la colocación "no representa endeudamiento adicional al aprobado por el Congreso para 2021".

Por último, la Secretaría de Hacienda subrayó la confianza de los inversores en México que esta colocación refleja.

"Las condiciones favorables alcanzadas en esta transacción reflejan la confianza que mantienen los inversionistas nacionales y extranjeros en los fundamentos económicos de nuestro país", consideró la dependencia.

Esta semana se conoció que el producto interno bruto (PIB) mexicano se contrajo un 8.3 % en 2020, su peor desplome desde la Gran Depresión de 1932, debido a la pandemia de COVID-19 y la falta de un rescate del Gobierno, y se estima un repunte incierto para 2021.

Follow Us on Social

Most Read