aborto tras una victoria de los defensores de este derecho en Kansas, un estado muy conservador, que reforzó la estrategia del mandatario de cara a las elecciones de mitad de mandato.

"Los votantes de Kansas han enviado un mensaje contundente: este otoño (boreal), los estadounidenses votarán para preservar este derecho", dijo el mandatario demócrata durante un discurso en la Casa Blanca.

Los residentes de este estado rural fueron los primeros convocados a pronunciarse sobre el derecho de una mujer a interrumpir un embarazo desde que la Corte Suprema lo anulara el 24 de junio, y la votación fue vista como una prueba antes de las elecciones de noviembre.

Los demócratas y su líder Biden, debilitados por una inflación galopante y una desaceleración de la economía, esperan salvar algunos escaños en el Congreso movilizando a sus votantes en defensa del derecho al aborto.

Y lo ocurrido en Kansas les dio motivos para tener esperanza: con una alta participación, casi el 60% de los votantes rechazó el martes una enmienda constitucional que habría debilitado el derecho a interrumpir un embarazo.

Este estado del centro de Estados Unidos es, sin embargo, muy conservador: en los últimos 80 años sólo votó una vez a favor de un candidato presidencial demócrata, y los analistas pronosticaban un resultado ajustado.

Pero los defensores del derecho al aborto, que saludaron este "maremoto histórico", no se sorprenden de este resultado.

"La gente de Kansas ha demostrado lo que se ha dicho durante mucho tiempo: defender el acceso al aborto es ganar políticamente", dijo Jenny Lawson, de la poderosa organización de planificación familiar Planned Parenthood

Follow Us on Social

Most Read