hasta esta fecha de 2022, informaron este martes medios estatales de la isla.

En las últimas fechas, el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos repatrió a 239 balseros cubanos que intentaron llegar a las costas de ese país norteño cruzando el mar del Estrecho de la Florida.

Con este nuevo grupo suman 6.485 los indocumentados cubanos devueltos por EE.UU. por el puerto occidental cubano de Orozco a través de 129 operaciones, según datos de las autoridades migratorias del país caribeño citados en un reporte de la televisión estatal.

En esta jornada se informó además de las últimas repatriaciones de un grupo de 76 migrantes irregulares cubanos procedentes de México y otros 36 desde Bahamas, con lo cual suman 1.733 y 348, respectivamente en este año, los devueltos por los gobiernos de esos países.

La pasada semana autoridades de las Tropas Guardafronteras de Cuba y del Servicio de Guardacostas estadounidenses celebraron en La Habana una reunión técnica para intercambiar sobre asuntos de migración en busca de incrementar la cooperación bilateral en materia de enfrentamiento al tráfico ilícito de migrantes.

En esas conversaciones ambas partes también trataron acerca de las salidas ilegales, el tráfico ilícito de drogas, y las operaciones de búsqueda y salvamento marítimo, según informó el Ministerio del Interior de la isla.

Cuba vive una crisis migratoria que supera en cifras cualquier dato anterior. A través de la frontera entre México y el Estrecho de la Florida miles de cubanos se arriesgan con el propósito de emigrar a los Estados Unidos.

El aumento del flujo de cubanos que abandonan la isla tanto los que apuestan por trayectos por países de Centroamérica como los que se lanzan a la vía marítima en precarias embarcaciones es atribuido por los analistas a la aguda crisis económica que se vive en la isla, que incluye un alza del costo de la vida, la devaluación del peso y la incertidumbre sobre el futuro.

El Gobierno cubano culpa al de Washington por el éxodo irregular de ciudadanos cubanos y salidas ilegales por la vía marítima, y lo achaca al incumplimiento del acuerdo bilateral que estipula la entrega de 20.000 visas al año para cubanos.

Además, el aumento de la migración a la vigencia de la Ley de Ajuste Cubano de 1966, que permite a los cubanos solicitar la residencia permanente en Estados Unidos al año y un día de permanecer en ese país.

Por su parte, el Gobierno demócrata estadounidense ha puesto en marcha en los últimos meses varias medidas, entre ellas, el incremento de los servicios consulares de su embajada en la isla y el restablecimiento de un programa de reunificación familiar que llevaba suspendido desde 2017.

En el pasado julio, se contabilizaron 20.496 cubanos que intentaron entrar a EE.UU. por fronteras terrestres o marítimas, de acuerdo con datos de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CPB por sus siglas en inglés).

En los últimos diez meses, esa Agencia registró la llegada de 177.848 cubanos a territorio estadounidense por tierra, con lo que ya superan el éxodo masivo de 125.000 personas que partieron desde el puerto occidental cubano de Mariel hacia los Estados Unidos entre el 15 de abril y el 31 de octubre de 1980.

Follow Us on Social

Most Read