de 36 horas en Ucrania este fin de semana en razón de la Navidad ortodoxa rusa, informó el Kremlin. Es la primera acción de su tipo en casi 11 meses de guerra. Kiev indicó que no participará en la tregua.

Putin no pareció condicionar su orden a una aceptación ucraniana a hacer lo mismo, y no estaba claro si las hostilidades realmente se detendrían en la línea del frente de mil 100 kilómetros en otras partes.

Funcionarios ucranianos han calificado anteriormente tales movimientos rusos como una forma de ganar tiempo para reagrupar sus fuerzas y preparar nuevos ataques.

En varios momentos de la guerra que comenzó el 24 de febrero, las autoridades rusas han ordenado treguas locales limitadas para permitir evacuaciones de civiles o con otros fines humanitarios. La orden del jueves es la primera vez que Putin ordena a sus tropas que respeten un alto el fuego en toda Ucrania.

"Basándonos en el hecho de que un gran número de ciudadanos que profesan la ortodoxia viven en las áreas de combate, hacemos un llamado a la parte ucraniana para que declare un cese del fuego y les dé la oportunidad de asistir a las misas en Nochebuena, al igual que en el Día de la Natividad de Cristo", según la orden de Putin, dirigida al ministro de Defensa Sergei Shoigu y publicada en el sitio web del Kremlin.

La orden de Putin no especificaba si se aplicaría tanto a las operaciones ofensivas como a las defensivas. No estaba claro, por ejemplo, si Rusia contraatacaría si Ucrania seguía luchando.

Follow Us on Social

Most Read