pasado, la primera vez que se registra un descenso en 61 años, según datos oficiales publicados el martes (17.01.2023) por la Oficina Nacional de Estadística (ONE) de la nación asiática.

Concretamente, China cerró 2022 con 1.411,75 millones de habitantes, lo que contrasta con los 1.412,6 millones que había en el país a finales del año anterior.

Según datos del Banco Mundial (BM), la última ocasión en la que China experimentó una contracción de su población fue en 1961, año en el que perdió unos 7 millones de habitantes en el marco de la gran hambruna provocada por la fallida campaña de industrialización conocida como Gran Salto Adelante.

La prensa oficial china ya se había hecho eco la semana pasada de la posibilidad de una reducción de la población basándose en las estimaciones de expertos en demografía, que achacaban la situación a una bajada del número de nacimientos, los cuales, según los datos publicados hoy, cayeron desde los 10,62 millones de 2021 a los 9,56 millones, un descenso de casi un 10 %.

La tasa de nacimientos por cada millar de habitantes cayó desde los 7,52 a los 6,77 en 2022, lo que supone, según el diario hongkonés South China Morning Post, la cifra más baja desde la fundación de la República Popular China, en 1949.

Las cifras de la ONE también reflejan un aumento de las muertes, que pasaron de 10,14 millones a 10,41 millones.

Según un funcionario de la ONE citado por el rotativo oficial Global Times, la encuesta de población en la que se basan estos datos se efectuó el 1 de noviembre, por lo cual las cifras de fallecimientos publicadas hoy no reflejarían un posible aumento de la mortalidad derivado de la retirada de las restricciones del 'cero covid', llevada a cabo a principios de diciembre, y la consiguiente propagación del coronavirus.

Cabe recordar que China reconoció recientemente que registró unas 60.000 muertes relacionadas con la covid entre el 8 de diciembre, la citada fecha de retirada de restricciones, y el pasado 12 de enero.

Follow Us on Social

Most Read