Afirmó que el presupuesto apoyará los esfuerzos del gobierno para cumplir su misión de proteger el país de amenazas externas, facilitar el comercio y el flujo de personas, controlar las fronteras y responder a nuevas amenazas, como ataques cibernéticos.

“El presupuesto del presidente para el (año fiscal) 2014 nos permitirá construir sobre el progreso logrado en los pasados 10 años al preservar nuestras prioridades operaciones frontales”, dijo.

Al comparecer ante un panel del Comité de Apropiaciones de la Cámara de Representantes, Napolitano advirtió empero que los recortes automáticos al presupuesto que entró en vigor el mes pasado tendrán un efecto negativo sobre el DHS.

“Esas reducciones obligatorias significarán recortes por más de tres mil millones en seis meses. No hay duda de que éstos recortes afectarán las operaciones tanto en el corto como en el largo plazo”, dijo.

El presupuesto por 39 mil millones de dólares requerido para el año fiscal 2014 incluye una partida por 221 millones para contratar mil 600 agentes más para la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Junto a estas contrataciones, la CBP adicionará más equipo y tecnología en la frontera con México y otros puertos de entrada, como parte de su esfuerzo para fortalecer sus operaciones de manejo de personas y comercio.

El presupuesto representa una reducción de 1.5 por ciento o 615 millones de dólares respecto del presupuesto autorizado por el Congreso para el año fiscal 2012.

El presupuesto incluye reducciones en costos administrativos y servicios por un total de mil 300 millones de dólares para el DHS, en línea con la política oficial orientada a reducir el déficit presupuestal.

Destacan entre las partidas 44 millones de dólares para ampliar la Iniciativa Nacional Integral de ciber-seguridad, 114 millones de dólares para ampliar el programa de verificación del empleo denominado E-Verify.

También propone destinar 810 millones de dólares para proteger de ciberataques la infraestructura de cómputo del gobierno.

Una de las mayores asignaciones, 4.8 mil millones de dólares, sería destinada al financiamiento de la infraestructura de seguridad en la aviación.

La mayor, empero, de 6.2 mil millones de dólares está asignada al fondo de asistencia de la Administración Federal para Manejo de Emergencias (FEMA), destinado a asistir a estados y comunidades afectados por desastres naturales.

Follow Us on Social

Most Read