“Con esta medida estamos apostando a gestionar, de forma cooperativa, actividades que estatalmente no han sido eficientes”, dijo Grisel Tristá, una de las responsables de la comisión gubernamental para aplicar las reformas, citada por el diario oficial Granma.

Agregó que “ello, además, le permite al Estado irse desprendiendo de asuntos que no son trascendentales en el desarrollo de la economía”.

Esas 124 cooperativas, y otras 71 aprobadas por el Consejo de Ministros el pasado viernes, trabajaran de manera experimental, hasta que la experiencia se considere consolidada y el Parlamento apruebe una ley para extenderla.

De las 124, 112 surgen del sector estatal, y 12 del no estatal constituidas fundamentalmente entre trabajadores privados.

Del total, 99 corresponden a mercados agropecuarios radicados en La Habana, y las provincias limítrofes Artemisa y Mayabeque; dos son de reciclaje y recuperación de materias primas y 12 están relacionadas con actividades de la construcción; algunas se dedicarán a tareas auxiliares al transporte, detalló la funcionaria.

 

Follow Us on Social

Most Read