El presupuesto aprobado favorece el uso discrecional de recursos, incrementa impuestos y la deuda histórica de la CDMX: Andrés Atayde.

 Con la aprobación del Paquete Económico 2020, se favorece el uso discrecional de recursos, se incrementan impuestos y la deuda histórica de la Ciudad de México, por lo que los afectados serán una vez más, las y los capitalinos, afirmó Andrés Atayde Rubiolo, Presidente del PAN en la CDMX.

El líder del PAN capitalino dijo que si bien la Ciudad de México es una de las entidades que mayor aporta al Producto Interno Bruto del país (2.7%) y para el próximo año recibirá el mayor presupuesto de la historia, la realidad es que el Paquete Económico 2020 no beneficiará las finanzas públicas ni el bolsillo de las y los capitalinos.

“Nos preocupa que se haya aprobado un Paquete Económico que en nada beneficia a la ciudad, que contempla una subestimación tan alta de recursos y que le permite al gobierno de la ciudad al menos 20 mil millones de pesos para uso discrecional y además, van a incrementar impuestos; esto no fue lo que prometieron, otra vez nos miente”, advirtió.

Atayde Rubiolo expuso que el Ingreso y Gasto Reales en 2018 fueron de 252.7 mil millones de pesos, sin embargo, para el próximo año, sólo se aprobaron 238.9 mil millones, por lo que al menos 20 mil millones podrán utilizarse con total discrecionalidad, es decir, “será gasto fantasma”.

Definitivamente, “el manejo de la Hacienda Pública deja mucho qué desear; las finanzas de la ciudad no van bien y el colmo es que los resultados del Gobierno de la Ciudad no cuadran con el nivel de recursos que se le han aprobado”, lamentó.

Aunado a ello, dijo que con la aprobación del Código Fiscal, con lo cual se imponen nuevos impuestos al juego, del 10 por ciento; a bebidas alcohólicas, del 4.5 por ciento y al hospedaje, del 5 por ciento.

Atayde Rubiolo también cuestionó la aprobación de más de 38 mil millones de pesos de compromiso a largo plazo para modernizar la Línea 1 del Metro, porque esos recursos podrían salir si se destina durante dos años del equivalente al “gasto fantasma” que obtendrá el Gobierno de la Ciudad para el año entrante.

“Nosotros propusimos la aprobación de 255 mil millones de pesos como base para promover la inversión pública y evitar el incremento de impuestos, pero no nos hicieron caso, y ahora, se castigará no sólo el bolsillo de quienes vivimos en la ciudad sino también a quienes promueven la inversión en la ciudad, es decir, al sector productivo”, concluyó.

Follow Us on Social

Most Read