Experiencia internacional muestra que la evolución de la epidemia solo puede ser atenuada con intervenciones anticipadas y con gran determinación en las medidas de aislamiento y distanciamiento social.

 Características demográficas y de salud de la población mexicana, así como las condiciones socioenómicas, incidirán en el impacto de esta epidemia en nuestro país.
• Experiencia internacional muestra que la evolución de la epidemia solo puede ser atenuada con intervenciones anticipadas y con gran determinación en las medidas de aislamiento y distanciamiento social.
La pandemia del coronavirus Covid-19 representa hoy la amenaza más importante de la salud pública y de la economía en todo el mundo, señala una investigación elaborada por la Dirección General de Investigación Estratégica del Instituto Belisario Domínguez (IBD).

De acuerdo con el estudio titulado “Características, medidas de política pública y riesgos de la pandemia del Covid-19”, elaborado por Jesuswaldo Martínez Soria, Ma. Concepción Torres Ramírez y Ernesto David Orozco Rivera, apunta que la duración y la intensidad de la epidemia en el país dependerá del cumplimiento de las prácticas de prevención de las personas y, especialmente, de las medidas de política pública para romper las cadenas de contagio y mitigar, contener, diagnosticar y atender oportunamente todos los casos.
La investigación destaca que, según la información disponible, la población que es más susceptible de contraer la infección y de sufrir complicaciones que ponen en peligro la vida: son quienes tienen antecedentes de hipertensión, diabetes y enfermedad coronaria, los adultos mayores o pacientes en curso o en recuperación de padecimientos oncológicos u otras enfermedades crónico-degenerativas.
El estudio del IBD sostiene que la evolución de la epidemia del Covid-19 en México podría incrementarse por las condiciones socio económicas del país, que constituyen un mayor riesgo en comparación con otros países desarrollados.
Los investigadores recuerdan que actualmente 20.2 millones de mexicanos no tienen acceso a servicios de salud, 24.7 millones no cuentan con servicios básicos en su vivienda y 25.5 millones de personas no tienen acceso a una alimentación suficiente y adecuada.
Los rezagos en el desarrollo nacional, pero también las deficiencias institucionales del sistema de salud configuran un entorno de vulnerabilidad que podría facilitar el comportamiento de la epidemia y la saturación de los servicios de salud, considera el estudio.
La investigación agrega que, aunque en México los episodios de contagio hasta ahora no son aún tan elevados, la experiencia internacional muestra patrones en la evolución de la epidemia que sólo han podido ser atenuados con intervenciones anticipadas y con gran determinación en las medidas de aislamiento y distanciamiento social.
Finalmente, el documento advierte que, el desempeño de la economía mexicana se verá afectado internamente por la disminución de la actividad en la demanda de bienes y servicios, particularmente en los sectores del turismo y la construcción, tradicionalmente sensibles a los desequilibrios en los mercados.

Follow Us on Social

Most Read