Ciudad de México, 4 de mayo 2020, - La junta directiva de la Comisión de Seguridad Social, que

 preside la diputada Mary Carmen Bernal Martínez (PT), destacó la importancia de que durante la contingencia sanitaria a los trabajadores despedidos y que cotizaban en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se les extienda el tiempo de atención médica, por lo menos al primero de junio.

Durante la tercera reunión virtual, Bernal Martínez destacó la conveniencia de que mientras dure la emergencia sanitaria “esos derechos sean ampliados. Todo lo que podamos hacer por los trabajadores valdría mucho la pena”.

Especificó: “No se habla de una modificación a la ley, porque no se plantea, sino elaborar un punto de acuerdo para que el IMSS, de manera económica o por la vía administrativa, pudiera ampliar el término, dado el caso de que la contingencia se extendiera más tiempo”, explicó.

Refirió que la ley marca que cuando un derechohabiente pierde el empleo tiene un tiempo de gracia que otorga el IMSS para atención médica, pero es necesario especificar que muchos de ellos se quedaron sin trabajo desde el inicio de la emergencia y ahorita no tienen servicio de salud.

Afirmó que la atención que dará el IMSS a pacientes con Coronavirus, sean derechohabientes o no, abre otro abanico de posibilidades hacia los desempleados con enfermedades crónico- degenerativas, que al no poder trabajar durante la contingencia y que rebasaron los dos meses adicionales de atención, podrían tener más problemas de salud al no continuar su tratamiento médico.

La diputada Susana Cano González propuso elaborar un punto de acuerdo para que durante el tiempo de la contingencia sanitaria “se amplíe la atención del IMSS a los trabajadores que han perdido su empleo y han sido despedidos”, debido a que ya rebasan los dos meses que marca la ley vigente y ya no tienen derechos en el Instituto.

En esta crisis es importante que “se dé a conocer que durante la pandemia habrá continuidad en la atención del IMSS sin suspenderles ese derecho. Debe quedar claro: sí tienen derecho durante el tiempo que marca la ley (dos meses), pero estamos hablando de una emergencia que está fuera de todo lo que está estipulado”, explicó.
Resaltó la necesidad de que “únicamente durante la pandemia” se dé tranquilidad a los trabajadores desempleados que cotizaban al IMSS. “No se puede cambiar la ley en estos momentos”, pero planteó buscar mecanismos para que la atención se extienda más allá de los dos meses, como marca la ley. “Dos o tres meses después de ese tiempo”, precisó.

El diputado Carlos Pavón Campos afirmó que se posponen hasta por tres meses las citas médicas de enfermedades crónico-degenerativas, como hipertensión y diabetes, no relacionadas con la emergencia del Coronavirus, y los pacientes no saben qué hacer. Además, los que acuden a su consulta regular enfrentan la falta de medicamentos, advirtió.

El diputado Eleuterio Arrieta Sánchez consideró adecuado el servicio a pacientes con enfermedades crónico-degenerativas que los médicos familiares del IMSS vienen otorgando desde el inicio de la emergencia sanitaria, al entregarles tres recetas para que no saturen la clínica que les corresponda.

La diputada Hildelisa González Morales reconoció el espíritu y decisión del IMSS para atender a los pacientes contagiados por Coronavirus que no sean derechohabientes. Expresó su solidaridad y apoyo al personal e instituciones de salud en este combate frontal a la pandemia.

El diputado José Isabel Trejo Reyes, PAN, solicitó conocer el número de camas y ventiladores disponibles para los enfermos de Covid-19 en las clínicas del IMSS y cuál es el estatus para prestar los servicios a sus derechohabientes y a todos los afectados. Es un tema doloroso, pero se tiene que abordar profesionalmente, igual que la falta de médicos especialistas.

Efraín Arizmendi, coordinador de las Unidades Médicas de Alta Especialidad del IMSS, aseguró que la institución atenderá a personas con Coronavirus sean o no derechohabientes. “Se tienen cuatro mil ventiladores distribuidos en las unidades de segundo y tercer niveles de atención. La demanda institucional está cubierta”. Especificó que también comparte ventiladores, en calidad de préstamo, con el gobierno de la Ciudad de México.
Apuntó que no existe diferimiento de citas en urgencias médicas ni procedimientos quirúrgicos, sólo en los casos de pacientes estables se está reprogramando y otorgándoseles recetas para que por tres meses obtengan medicamentos. Los hospitales no Covid-19 siguen atendiendo las demás necesidades de salud, como las oncológicas que requieren quimioterapia.
Respecto de la conservación de derechos, cuando un trabajador es despedido y cotizaba al IMSS, Gerardo Magaña, titular de la Unidad de Fiscalización y Cobranza, de la Dirección de Incorporación y Recaudación, señaló que, según la ley del instituto (artículo 109), un empleado en estas condiciones tiene acceso a los servicios durante dos meses más, a partir de la fecha en que se le dio de baja.
Gabriela Paredes, enlace técnico del IMSS, informó que por acuerdo del instituto no se descontará, por tres meses, las mensualidades a las personas que tienen préstamos, sobre todo a los jubilados, y durante este lapso de contingencia no se hará. Resaltó el esfuerzo institucional para apoyar a la población en salud y seguridad social.
Por otra parte, la presidenta de la comisión, Mary Carmen Bernal Martínez, informó a los integrantes de la junta directiva el turno de 35 iniciativas y propuestas con puntos de acuerdo. 18 iniciativas ya tienen sentido de voto y lo restante será desahogado durante las próximas semanas porque los legisladores siguen presentando proposiciones, lo que permitirá avanzar en el trabajo parlamentario.

Follow Us on Social

Most Read