Ciudad de México, 14 de junio de 2020, - Ante el incumplimiento de López Obrador de no endeudar más al país y a la pérdida de un millón de empleos formales entre abril y mayo,

 Acción Nacional propone usar parte de los 1,180 millones de dólares de deuda autorizados por el Banco Mundial, para el cuidado y creación de fuentes de trabajo, expresó su dirigente nacional, Marko Cortés Mendoza.

Señaló que, por ejemplo, se debe reasignar el presupuesto destinado a la construcción sin sentido de las 2 mil 700 sucursales del Banco del Bienestar, que ascendería a 5 mil millones de pesos, para otorgar financiamiento a las Micro, Pequeñas y Medianas empresas (MPYMES) y así minimizar el cierre de negocios y la pérdida de empleos.

Expuso que el préstamo solicitado por la Secretaría de Hacienda al Banco Mundial el 13 de abril pasado, es supuestamente para mejorar el acceso de la población en general a los servicios financieros, López Obrador antes de pensar en abrir sucursales de bancos gubernamentales, debería preocuparse en cuidar y abrir fuentes de empleo, señaló.

“Además de que no es prioritario, el crédito aprobado no prevé la construcción de infraestructura física en virtud de que existen diversos mecanismos complementarios para mejorar el acceso a los servicios financieros de la población en general”, añadió.

Cortés Mendoza dio a conocer que contrario a lo comprometido por López Obrador, el gobierno de México tanto el año pasado, como el actual solicitó al Banco Mundial la autorización de endeudamientos para “proyectos específicos”, no prioritarios en este momento.

El Presidente de Acción Nacional afirmó que ni la construcción de Dos Bocas, ni el Tren Maya, ni el Aeropuerto de Santa Lucía, ni de los Bancos del Bienestar son prioridad para los mexicanos en estos difíciles momentos de la crisis sanitaria y económica, por lo que el Gobierno federal y la Secretaría de Hacienda deben reasignar los recursos de la deuda adquirida para apoyar a las MIPYMES, pues de ello depende la protección del 72 por ciento de los empleos formales en nuestro país.

“Ésa es la gran diferencia con los gobiernos del PAN. En donde gobernamos, se han postergado proyectos no urgentes y reorientado los recursos públicos estatales y municipales, para respaldar a los sectores productivos otorgando, descuentos, estímulos fiscales y créditos a las empresas, para cuidar el empleo y el ingreso familiar”, indicó.

En Acción Nacional, concluyó, “desde 2019 hemos insistido y reiterado en la necesidad de que el Gobierno federal reduzca el ISR para atraer inversión y generar empleos, que disminuya el IVA para activar el mercado interno, que apoye con incentivos fiscales a los sectores productivos, sin embargo, éste no ha escuchado el clamor de millones que demandan proteger la economía y el trabajo para los mexicanos”.

México solicitó una serie de créditos con el Banco Mundial para desarrollar proyectos en específico.

Follow Us on Social

Most Read