Ciudad de México, 28 de septiembre 2020, - Ante el miedo de caer de nuevo en tabaquismo, usuarios de vaporizadores le declaran la guerra jurídica al decreto presidencial del pasado 19 de febrero que prohibió la importación de vaporizadores, en virtud de que la disposición es anticonstitucional, ya que atenta en contra de la libre elección de los consumidores y. sobre todo, porque su argumento es falso y erróneo.

 De esta manera, hasta el momento personas físicas y morales han solicitado más de 300 amparos en contra del decreto, con el objetivo de que los jueces verifiquen el sustento inválido que presentó el gobierno federal y con ello echar abajo la disposición, pues hoy en día la falta de acceso a cigarros electrónicos provoca que exfumadores estén en riesgo de retomar el hábito del tabaquismo, argumentó Juan José Cirión Lee, presidente de la organización México y el Mundo Vapeando.

“La inconstitucionalidad es muy clara porque el decreto se basa en información que es falsa; porque en el momento en que se justifica el decreto se hace referencia a criterios que han sucedido con esta enfermedad que se le llamó EVALI y que se dio solamente en Estados Unidos a raíz del consumo de algunos líquidos adulterados que se vendían en el mercado negro y que contenían principalmente THC, el cual es un compuesto psicoactivo de la marihuana junto con un compuesto que se llama Acetato de Vitamina E y que causó enfermedades e inclusive muertes en Estados Unidos”.

Y en efecto, el decreto firmando por el presidente Andrés Manuel López Obrador argumentó que “se ha reportado la utilización de estos dispositivos (vaporizadores), genera inflamación de las vías respiratorias, el incremento de glóbulos blancos en sangre, así como opacidades bilaterales pulmonares (manchas en el pulmón), baja oxigenación de la sangre o inclusive falla respiratoria, además de un aumento de la sensibilidad de las células de las vías respiratorias a infecciones virales”.

“Se prevé -agregó el decreto- que su uso a largo plazo aumente el riesgo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica y cáncer de pulmón. Hasta el 4 de febrero de 2020 el CDC ha registrado 2,758 pacientes hospitalizados (de todos los estados de EU), con enfermedad pulmonar grave, incluyendo 64 defunciones (provenientes de 27 estados de dicho país), asociados al uso de dispositivos de vapeo”.

Sin embargo, Juan José Cirión Lee, activista y especialista en Derecho, advierte que el decreto omitió las aclaraciones que apuntó el gobierno de Estados Unidos, en el sentido de que la intoxicación fue por el vapeo de sustancias adquiridas en el mercado negro y no por la actividad propia del vapeo. 
“Los Centros de Control de Enfermedades de Estados Unidos claramente determinan que la enfermedad EVALI deriva de ciertos productos adulterados, sin embargo en México dicen que el vapeo en general causa estas muertes súbitas en sus usuarios, lo cual vale la pena destacar que si el vapeo tiene 10 años en el mercado en todo el mundo y de repente hay un brote muy específico sólo en un lugar del mundo, pues es mentira que el vapeo en general causa esta enfermedad entonces la inconstitucional de la base técnica científica con la que se justifica el decreto es falsa”, explicó. 

Por ello, dijo que hasta el momento suman a lo largo del país más de 300 los amparos que se han solicitado en contra de la disposición, cuyas razones varían de acuerdo al solicitante, como el hecho de que muchos utilizan a los vaporizadores como parte de un proceso para abandonar el consumo de tabaco, tal como lo aplica el gobierno de Gran Bretaña en su estrategia en contra del tabaquismo, en virtud de que vapear es 95 por ciento menos dañino que fumar. 

Explicó que, debido a la emergencia sanitaria por el COVID19, los tribunales suspendieron labores desde mediados de marzo y retomaron actividades a inicios de agosto, por lo que el proceso de los amparos se encuentra en su proceso de análisis y notificación a las autoridades responsables del decreto para conocer la posición de la contraparte. La mayoría de las solicitudes del recurso fueron aceptadas y se espera que comiencen a otorgarse antes de que termine el presente año.

Al respecto, Roberto Sussman, presidente de la organización ProVapeo, dijo que entre las consecuencias que podría detonar el decreto mencionado es la proliferación del mercado negro de dispositivos y sustancias de origen sospecho, lo que representaría un grave daño para los consumidores, tal como ocurrió en Estados Unidos.

“En México siempre hemos tenido decisiones con base en manipulaciones a la ley; esto no sólo es en México, sino que se puede generalizar de forma abierta en Latinoamérica, donde se cuenta con una 'no regulación tolerada’ por parte de organismo reguladores, controladores de tabaco e instituciones gubernamentales; ellos tienen una oposición muy visceral”, dijo el especialista mexicano en el marco del Global Tobacco and Nicotine Forum (GNTF 2020).

En el evento también participó Konstantinos Farsalinos, cardiólogo e investigador del Centro Onassis de Cirugía Cardiaca en Atenas, Grecia, quien dijo que en los últimos meses se han llevado a cabo varios estudios para conocer si existe un vínculo o no entre el tabaquismo, el vapeo y contraer COVID19. Hasta el momento, enfatizó, no hay evidencias científicas definitivas ni claras. 

“Debemos aclarar que no hay una conclusión definitiva; esta hipótesis aún permanece, pero con algunos datos de observación bastantes consistentes no de alta calidad, pero al mismo tiempo debemos entender que es virtualmente imposible esperar resultados orientados al tabaquismo en este momento”, afirmó el especialista griego.

Por su parte, David Sweanor, profesor adjunto en Derecho en la Universidad de Otawa, consideró que un eventual avance a nivel mundial en la regulación de cigarros electrónicos influirá en las regiones en donde todavía se prohíbe para avanzar en ese cometido.

“Mi experiencia en Leyes me permite decirles que las buenas políticas son contagiosas, si alguien lo viera; va a ser muy difícil resistirse; podemos ver que Noruega ha reducido a la mitad la venta de cigarros a la mitad la venta de cigarros en 10 años ¿Quién puede reducir en dos años con la proporción de riesgo inteligente de regulación y vinculación?”, comentó en el foro que se desarrolló de manera virtual.

México y el Mundo Vapeando es un grupo de entusiastas del vapeo con la única misión de defender el derecho a elegir un método de reducción de daños en el país. Sus colaboradores tienen la firme convicción de una regulación justa para combatir el terrible hábito del tabaco, teniendo como base la ciencia y el libre derecho de expresión.

Para más información: 
Carlos Hernández
Ciudad de México
(00)-(52)- 55-7506-2660

Follow Us on Social

Most Read