Ciudad de México, 4 de febrero 2021, - Amnistía Internacional (AI) inició este jueves su campaña #JorgitoCuenta que busca mejorar y visibilizar las condiciones contractuales del personal de limpieza en

 los hospitales que atienden casos de covid-19 en México.

La organización pretende que con esta campaña se logre también un cambio estructural en la subcontratación de estos servicios en los hospitales públicos del país.

La campaña está inspirada en Jorge Pérez, alias Jorgito, un trabajador de limpieza de 70 años que trabajaba en el Hospital 20 de Noviembre del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), uno de los hospitales con mayor saturación de pacientes covid-19 durante la pandemia.

La empresa privada que empleaba a Jorgito, contratada por el ISSSTE, no le proporcionó el equipo de protección personal necesario para protegerle del virus, a pesar de estar en alto riesgo de contagio debido a su edad.

El 16 de junio de 2020, Jorgito compartió su situación en una breve entrevista en un canal de televisión local. Seis días después fue despedido por la empresa sin justificación escrita ni compensación.

"Yo no dije más que la pura verdad, no me daban nada para el servicio que tenía que hacer", afirmó el señor a los medios.

"Es inaceptable que las personas trabajadoras de la limpieza que laboran en hospitales donde se atiende a personas enfermas por covid-19, enfrenten represalias por hablar de sus condiciones de trabajo", manifestó este jueves en una conferencia de prensa la directora ejecutiva de la ONG en México, Tania Reneaum.

Hoy Jorgito y su familia se esfuerzan por llegar a fin de mes, sin embargo, mantienen una demanda contra la empresa subcontratadora con el objetivo de que le reparen el daño y restablezcan su puesto de trabajo.

Reneaum explicó que la campaña busca sensibilizar a las personas sobre el caso y exigir a las autoridades mexicanas una compensación justa para Jorgito por su despido injustificado.

Además de lograr que se garanticen los derechos de todo el personal de salud que está en primera línea de atención de la covid-19, incluido el de la limpieza.

"Las condiciones laborales de estas personas son generalmente precarias, tienen bajos salarios y nulas o escasas prestaciones, pese a que hacen un trabajo vital para ayudar a controlar la propagación del virus", advirtió.

Durante la campaña, Amnistía Internacional dirigirá desde sus distintas oficinas mensajes a los máximos responsables de salud de México para pedir acciones concretas.

"Que sirva para cambiar la forma en la que el estado subcontrata servicios, la forma en la que vemos o dejamos de ver al personal de limpieza y eso genere un cambio estructural", concluyó Reneaum.

Follow Us on Social

Most Read