México, 10 de octubre 2021,-- Marko Cortés, presidente reelecto del PAN, condenó la iniciativa de reforma en materia energética del

presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y aseguró que es la “la propuesta más destructiva que hayamos conocido en muchos gobiernos”.

A través de un comunicado oficial, Cortés Mendoza, especificó los posibles riesgos a los que se atendrá México en caso de que la iniciativa promovida desde el ejecutivo federal sea aprobada, esto porque de acuerdo con el dirigente partidario, el costo final del suministro eléctrico se elevará por no atender las reglas de libre competencia.

“La rechazamos porque estamos defendiendo la economía y la salud de los mexicanos […] La iniciativa del gobierno eliminará los paneles solares, destruirá inversiones, incrementará deficiencias en el insumo eléctrico, provocará apagones, cierre de industrias y pérdidas de empleos”

Al respecto, dijo que Acción Nacional busca incentivar las energías limpias y baratas en beneficio de la gente. Además, mencionó que lo que se planea hacer con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) provocará cancelaciones de contratos con proveedores privados, que posiblemente acudan a instancias legales para hacer valer los compromisos adquiridos.

“Estamos protegiendo a las familias para que no paguen los platos rotos de este mal Gobierno, las consecuencias que traerá esta iniciativa para México serían gravísimas e irreversibles. Me atrevo a decir que es la propuesta más destructiva que ya hemos conocido en muchos gobiernos”
Cortés Mendoza afirmó que la propuesta del gobierno es contraria a los compromisos internacionales asumidos por México en materia ambiental y de protección a las inversiones. También señaló que se pondría en riesgo la confianza de México como socio comercial y como miembro de la comunidad internacional, lo cual terminaría en el cierre de industrias y pérdidas de empleos.

Finalmente, expresó su confianza en que los grupos parlamentarios de oposición tomarán la mejor decisión al rechazar esta contrarreforma tan dañina para el país. Esto porque algunos miembros de la llamada oposición ya se posicionaron en contra de la reforma de López Obrador.

Y es que la iniciativa de AMLO atrajo a la agenda pública una discusión sobre el fortalecimiento de la CFE que dividió a la clase política en dos: los que prefieren las leyes del liberalismo de mercado y los que quieren el robustecimiento de la empresa productora del Estado.

Por ejemplo, en las cámaras legislativas, el PAN ya había marcado su postura, pues Jorge Romero, líder de los diputados federales del albiazul, expresó que esta reforma atenta contra el libre mercado y la competencia entre particulares, por lo que la tildó de un gran retroceso de 40 o 50 años.

“Estamos absolutamente convencidos que atenta contra lo que son principios constitucionales y de avance para el país, porque, de entrada, atenta contra el libre mercado y la libre competitividad”

Asimismo, Damián Zepeda, senador de este partido, dijo que la reforma está condenada al fracaso, ya que promueve a la CFE como un monopolio, el cual, al día de hoy, genera energías “caras y sucias”.

“Tenemos que evitar que pase a toda costa, porque hay un daño que se le haría a los mexicanos […] Hoy la CFE genera electricidad con costos al doble de un productor independiente y cuatro veces más que algunas energías renovables como la eólica y la solar”
Sin embargo, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) aún no se decanta por cual lado apoyará. Es importante remarcar que se necesita de la aprobación del PRI para que el PAN pueda detener dicha iniciativa, de lo contrario, los votos sumados de Morena, sus aliados y el PRI harían que esta reforma sea aprobada.

Follow Us on Social

Most Read