Guatemala, 5 de mayo 2022.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ofreció este jueves en Guatemala poner en marcha

en Centroamérica los programas sociales que impulsa su país para detener la "dolorosa" migración, y pidió a Estados Unidos "poner los recursos".

"Enfrentamos graves problemas comunes que solo pueden ser resueltos mediante la colaboración, el entendimiento y el respeto mutuo", dijo el mandatario en un mensaje a los periodistas conjuntamente con el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, al término de una reunión bilateral.

López Obrador mencionó entre los programas sociales el de Sembrando Vida, a través del cual su Gobierno ofrece a miles de productores en el campo una paga mensual para que cultiven en sus parcelas, entre otros, árboles frutales para reparar los daños provocados por la deforestación y procurar ingresos y mejorar las condiciones de vida.

También el de Jóvenes Construyendo el Futuro, que permite a este sector capacitarse para el trabajo en una diversidad de empresas privadas, organizaciones sociales y entidades públicas con un salario a cargo del Estado y el compromiso de sus tutores de enseñarles habilidades que garanticen su inserción al mercado laboral.

El presidente mencionó que México se ausentó de América Latina, pero hoy "el Gobierno tiene el propósito de participar en la construcción de un futuro común" para la región "con pleno respeto a la soberanía de cada pueblo y cada país", señaló en su mensaje tras la reunión en el Palacio Nacional de la Cultura.

Explicó que los principales problemas que aquejan a los países y que dan origen a la migración siempre es la pobreza y la desigualdad, la desintegración social y la negación histórica de los derechos para los mayores de edad.

"Sin afán de intervenir en asuntos internos, hemos resuelto ayudar a los países más cercanos y entrañables en lo cultural, geográfico y afectivo", con la fórmula que está aplicando en México para reactivar el campo y crear empleos para rescatar a los jóvenes de la marginación, anotó.

Enfatizó que están convencidos "de que atendiendo las causas y los orígenes de la violencia, las bandas delictivas se irán quedando sin jóvenes a quienes reclutar y las personas podrán vivir en sus lugares de origen sin verse obligadas a migrar".

Sin embargo, resaltó que está consciente de que para aplicar estos programas "es indispensable que Estados Unidos aporte los recursos necesarios. He abordado con el presidente Biden (Joe) y la vicepresidenta Kamala Harris este asunto", subrayó.

Follow Us on Social

Most Read