pacto

Se violentaron los acuerdos entre la Secretaria de Desarrollo Social Federal (SEDESO), Rosario Robles, el Jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), Miguel Ángel Mancera, y los Jefes Delegacionales para la entrada en vigor de la Cruzada contra el Hambre en esta capital.

Diputados locales y federales del PRD pidieron a la dirigencia nacional de su partido que encabeza Jesús Zambrano, retirarse del Pacto por México, ante la utilización que hace el Gobierno Federal, de este acuerdo, para beneficiar al PRI por medio de programas sociales como la Cruzada contra el Hambre.

No tiene caso seguir con ese pacto, expresaron, porque no hay respeto ni cumplimiento de parte del Gobierno Federal a los compromisos para la aplicación de la Cruzada contra el Hambre en el Distrito Federal.

En conferencia de prensa, el legislador Alberto Martínez Urincho, denunció que en lugares cerrados, como el Centro Social Ejidal Emiliano Zapata, ubicado en Cuautepec, delegación Gustavo A. Madero, personal de la SEDESO condicionaba los apoyos federales a cambio de la filiación al PRI, para lo cual les pedían copia de la credencial de elector.

Los diputados solicitaron la renuncia al cargo de la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles y del delegado de la dependencia en el Distrito Federal, por el uso “faccioso” de los recursos públicos, pues consideraron que se trata de un acto similar al realizado en Veracruz, donde personal de la SEDESO usó los recursos públicos con fines electorales y selló a las personas “como reses”.

Lo anterior, dijo Martínez Urincho a pesar de que los acuerdos del 22 de abril establecen la conformación de mesas técnicas para determinar las normas que regirán la aplicación de la Cruzada contra el Hambre, con el propósito de garantizar la transparencia del programa y evitar la mala utilización de los recursos con fines político-electorales.

Agregó que la reacción que tuvo el PRI ante la denuncia por los hechos en Cuautepec, es un intento de intimidación hacia el diputado local y hacia algunos servidores públicos del PRD, lo que demuestra claramente que el partido tricolor pretende beneficiarse con el programa federal.

De lo contrario, indicó, Rosario Robles tendría que ser quien dé la cara por los acontecimientos ocurridos en la delegación Gustavo A. Madero y no el PRI”.

No obstante, señaló el legislador, es el Revolucionario Institucional al que mandan a contestar las denuncias. Quizá, enfatizó, porque quieren que sea el partido beneficiado en los lugares donde obtuvo baja votación en las pasadas elecciones.

En tanto, el diputado federal por el Distrito 6, Jhonatan Jardines Fraire, llamó a la dirigencia nacional del PRD a abandonar el Pacto por México, que sólo es un medio de control –dijo- que sirve a los intereses del Gobierno de Enrique Peña Nieto y del PRI.

Indicó que la Cruzada contra el Hambre no es un programa estrictamente de carácter social y con las mejores intenciones de ayudar a las familias pobres, pues expresó que al menos en el Distrito Federal tiene toda la intención de influir electoralmente a favor del PRI en los procesos electorales próximos.

Follow Us on Social

Most Read