Frente a Tabasco y Campeche, aumentaron 142% los actos delictivos, de pirateria, robo, sabotaje y de material.

 CIUDAD DEL CARMEN, Cam. 20 de noviembre del 2019.- El crimen organizado opera a sus anchas en la Sonda de Campeche y en el área de plataformas petroleras de Petróleos Mexicanos, así como en aguas nacionales frente a Tabasco, en donde han desmantelado helipuertos, plataformas y embarcaciones.

Los actos de piratería y delitos como el robo de material, vandalismo, sabotaje, asalto al personal, allanamiento de morada, toma clandestina y presencia de “intrusos” en la zona vedada a la navegación marítima y aérea, cometidos contra sus instalaciones costa afuera, le provocaron a PEMEX pérdidas superiores a los 516 millones de pesos, tan sólo en el periodo del último año.

La petrolera Pemex ha prefiere minimizar los actos de piratería y vandalismo, sin embargo Pemex Exploración y Producción (PEP) sí señala que “los actos ilícitos en la Zona de Plataformas Marinas y en la Terminal Marítima de Dos Bocas se habían presentado de manera esporádica”, pero “a partir del segundo semestre de 2016”, se registró un “aumento considerable”.

Con información publicada por “Página 66” en abril de 2018, la compañía petrolera mexicana reportó sólo ocho actos ilícitos cometidos en plataformas de la Sonda de Campeche denunciados ante la Procuraduría General de la República (PGR), en 2016 y 2017.

En contraste, PEP dio a conocer que en ese periodo se registró un incremento de 142 por ciento en la tendencia delictiva en las instalaciones petrolera, ya que en ese lapso se documentaron 114 eventos, y el año pasado, 276.

“Los bloques más afectados son Cantarell, con 36.9 por ciento, y Litoral de Tabasco, con 36.4 por ciento” del total, precisó. Las otras áreas afectadas son Ku-Maloob-Zaap y Abkatún.

Las “medidas emergentes” de Semar
Ante este alarmante aumento de la incidencia delictiva, el gobierno federal, a través de la Secretaría de Marina (Semar) y otras secretarías, se vio obligado a decretar “medidas emergentes” y modificar el acuerdo de zonas de exclusión a la navegación aérea y marítima en los alrededores y sobre las plataformas petroleras.

En diciembre del 2017, se publicó un acuerdo en el Diario Oficial de la Federación (DOF), en el que la Semar la dependencia encargada de la vigilancia y la seguridad marítima revela que esto se hace “por medio de embarcaciones menores, que se encubren con las embarcaciones ribereñas que se dedican de manera legal a realizar actividades de pesca”. “Estas circunstancias han provocado cuantiosos daños y pérdidas materiales, que ponen en riesgo de sufrir daños mayores a las plataformas y afectar al proceso de producción petrolera, al no poderse realizar por razones técnicas las reparaciones en un corto plazo”.

En lo que va del año 2019, los actos de piratería y comisión de delitos en la sonda de campeche se han incrementado de manera drástica al no contar la Semar con los instrumentos jurídicos adecuados para realizar las puestas a disposición del ministerio público federal, ya que al no contarse con un marco jurídico adecuado, las consignaciones son puestas en libertad por los juzgadores al no existir los elementos que requiere la legislación para encuadrar el tipo penal vigente.

Como ejemplo de ello, se han dejado en libertad a los perpetradores que han cometido actos de piratería, pero al ser detenidos por la autoridad naval, alegan que en la persecución no se les tubo a la vista en todo momento y por tanto, la detención es ilegal.

Ante esto,es urgente la intervención del poder legislativo a fin de que adecue la ley penal y se corrijan las deficiencias del marco jurídico para que no sigan quedando en la impunidad ala comisión de os delitos en el mar.

Follow Us on Social

Most Read