Se trata de un dispositivo electrónico que reciba, registre el voto, imprima un testigo del sufragio por cada elector,

 cuenta automáticamente los sufragios y emite actas de los resultados: Consejero Jaime Rivera
• Se realizará una prueba piloto de urna electrónica, con votos válidos, es decir vinculantes en las próximas elecciones de Hidalgo y Coahuila


El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó por ocho votos a favor y tres en contra los Lineamientos para el Voto Electrónico en los Procesos Electorales Locales de Coahuila e Hidalgo 2019-2020, que tienen como objetivo adoptar una nueva modalidad en el ejercicio del sufragio ciudadano, preservando la certeza de las elecciones.
En sesión extraordinaria, el presidente de la Comisión de Organización Electoral, Jaime Rivera explicó que los Lineamientos “definen y guían la aplicación de una prueba piloto de urna electrónica, con votos válidos; es decir, vinculantes, en las próximas elecciones de Hidalgo y Coahuila”.
Para ello, se aprovechará la experiencia de dos Organismos Públicos Locales que durante 15 años han diseñado, desarrollado y probado modelos de urna electrónica cada vez más depurados y robustos en su funcionalidad (Coahuila y Jalisco), además de 10 años de investigación y desarrollo de urnas electrónicas del INE, probadas en centenares de elecciones gremiales, escolares e internas de partidos políticos.
El Consejero planteó las ventajas del modelo: “son accesibles y fáciles de usar por las ciudadanas y ciudadanos de cualquier grupo de población, sin importar su nivel escolar o particularidades sociales o culturales; evita que los ciudadanos anulen su voto por error; garantizan a los electores el secreto del sufragio, a la vez que permite la verificación del sentido del voto, además de que eliminan el error humano en el escrutinio y cómputo de votos, así como en el llenado de las actas de casilla”.
El Consejero Rivera subrayó que además se salvaguarda la secrecía del voto. “El dispositivo registra y cuenta automáticamente los votos para cada opción política y emite también automáticamente las actas de casilla, en tantos ejemplares como sean necesarios para los cómputos distritales o municipales y para los representantes de los partidos políticos”.
Para Hidalgo se propone instalar urnas electrónicas en cuatro municipios, mientras que en Coahuila se instalarían en cuatro o cinco casillas por distrito.
Al respecto, el Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, destacó que es natural gestionar elecciones en un contexto en el que la rapidez en las mismas se vuelve vital.
“Contadas con los dedos de una mano son las democracias del tamaño de la mexicana, con un Padrón Electoral que estimamos va a llegar a 96 millones de personas, que no tienen un sistema de voto electrónico”, acentuó.
La tecnología llegó y tarde o temprano el INE tendrá que enfrentarlo, dijo, “el punto es ir avanzando paulatinamente y éste es un buen ejercicio con dos elecciones en puerta el próximo año, es importante dar el paso para construir lo que será el futuro de nuestro sistema democrático”.
Agregó que el INE tiene la función de garantizar los derechos políticos de toda la ciudadanía y eso implica no ser un mero administrador, sino dar un paso adelante y apostar como se ha hecho en los últimos 20 años.
El Consejero José Roberto Ruiz Saldaña fundamentó su voto en contra “por razones jurídicas”, pero garantizó que, “como presidente de la Comisión Temporal de Seguimiento, de ser aprobado y, en su caso, confirmado, pues seré de los más interesados en que tenga un buen éxito este proyecto”.
Las consejeras Pamela San Martín y Dania Ravel consideraron que no es facultad del INE aprobar la implementación de un mecanismo de votación electrónica, sino que le compete al Congreso de la Unión.

Follow Us on Social

Most Read