MEXICO, 20 feb () -- Autoridades de México y Estados Unidos acordaron este jueves ampliar el operativo iniciado en diciembre contra el tráfico de armas en la frontera común,

 informó la Secretaría (ministerio) de Seguridad y Protección Ciudadana mexicana.
Durante la Reunión Binacional de Planeación y Seguridad Fronteriza realizada en la Ciudad de México, funcionarios de distintas agencias y dependencias de ambos países determinaron extender el operativo de inspección a 20 puntos fronterizos desde los seis con los que comenzó la medida.
La Secretaría de Seguridad agregó, en su Twitter, que los grupos de trabajo mexicano y estadounidense se comprometieron a que en un corto plazo desarrollarán intercambio de información y visitas de evaluación.
El encuentro en la sede de la dependencia mexicana reunió a responsables operativos de la seguridad en los dos lados de la frontera común, con el fin de que se revisara cada punto fronterizo y se definieran tareas contra el contrabando de armas de Estados Unidos a México.
Al comienzo de la reunión, el secretario (ministro) de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, dijo que el combate al ilícito no ha tenido "resultados sustantivos" en años pasados y enfatizó que la disponibilidad de armas es el primer eslabón en el círculo vicioso de la inseguridad.
El freno al tráfico ilícito por la frontera es una prioridad para México porque facilita una capacidad de fuego a organizaciones criminales y de armas a delincuentes que asaltan o secuestran, enfatizó Durazo en su mensaje.
Recordó que el 70 por ciento de armas de fuego utilizadas por criminales en el país fueron introducidas ilegalmente desde Estados Unidos, algunas de las cuales son de alto calibre que se fabrican para fuerzas armadas.
"Ambos países tenemos responsabilidades y también ambos países tenemos capacidades extraordinarias que sumar para diseñar y operar una solución definitiva. Sin ello, sin el control del contrabando de armas, no es posible cerrar el círculo vicioso", advirtió Durazo.
Por su parte, el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, planteó que la seguridad era un desafío y una responsabilidad compartida que requería pasar de las reuniones a las acciones concretas.
"Realmente lo importante es que tengamos resultados y en eso estamos enfocados también, que haya operaciones y que no solamente haya palabras porque esto no puede seguir así para ninguno de los países", sostuvo el diplomático.
Expuso que desde el año pasado ambos gobiernos fomentan cooperación y diálogo al más alto nivel para combatir el tráfico de armas, ejemplificando que en esta reunión participaba el comisionado adjunto de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés), Robert Perez.
"Encuentro poco productivo que nos señalemos los unos a los otros sobre de quién es la culpa por las drogas que van al norte o por las armas y el dinero que vienen hacia el sur, porque por muchos años los grupos criminales han aprovechado nuestros desacuerdos históricos al respecto", dijo Landau.

Follow Us on Social

Most Read