La pandemia de la COVID-19 ha puesto a México ante el enorme reto de frenar las persistentes desigualdades en el país y no le queda otra que aumentar el gasto social para proteger a los más desfavorecidos, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

 El organismo de la ONU publicó este martes el informe "Desarrollo humano y COVID-19 en México: Desafíos para una recuperación sostenible", en el que hace unas predicciones poco halagüeñas en cuanto a las consecuencias que tendrá la pandemia sobre la salud, la educación, los ingresos y la igualdad de género en el país.
En la presentación telemática del informe, Annabelle Sulmont, coordinadora del proyecto de Iniciativas Gerenciales del PNUD México, dijo que el país tenía de antemano un "contexto frágil" de desigualdades que "se ha debilitado por la pandemia", que lleva 304 mil contagios y 35 mil 491 fallecidos en el país.

AUMENTAR EL GASTO SOCIAL

"Los grupos de personas con debilidades previas serán afectados. Hay que proteger a la población mas vulnerable antes los efectos socioeconómicos de la pandemia", expresó.

La coordinadora explicó que el Gobierno de México solo recauda el 16% del PIB, por debajo del promedio de América Latina, que es del 23%.

Esto dificulta el diseño de apoyos sociales en un país duramente golpeado, con una caída del 36% del consumo, la pérdida de más de un millón de empleos formales y 12 millones de personas que han dejado de tener participación económica, explicó.

En ese sentido, opinó que México debe "reestructurar los esquemas de protección social" y aumentar el gasto público con "una posible adquisición de mayor deuda", una medida que hasta el momento rechaza el Presidente Andrés Manuel López Obrador, partidario de la austeridad gubernamental.

En la presentación participó el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, quien defendió la necesidad de incrementar la protección social de los ciudadanos.

"Esta crisis no permite establecer límites en cuanto a la necesidad de endeudarse. Solo hay una respuesta que es la protección pública", defendió Zapatero, quien felicitó a López Obrador por aumentar el salario mínimo un 20 % y lo invitó a seguir por este camino.

EL GOBIERNO TOMA NOTA

En su informe, el PNUD hizo un listado de recomendaciones para el Gobierno mexicano para fortalecer el sistema de salud, reducir las desigualdades educativas, facilitar el acceso a la tecnología y mejorar los apoyos sociales como seguros de desempleo.

En la presentación, la subsecretaria mexicana para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Martha Delgado, dijo que el Gobierno de México coincide "mucho" con el análisis del PNUD y aseguró que atenderá sus recomendaciones para "mitigar los efectos de esta crisis".

"Para poder avanzar en la reconstrucción de los efectos que ocasiona esta pandemia, es muy necesario trabajar en favor de las personas que no tuvieron acceso en el pasado a la salud, la educación, el internet, las medicinas y los servicios básicos", expresó.

Admitió que "todos han quedado expuestos a mayor vulnerabilidad ante los efectos de la pandemia" y reivindicó que hay que evitar que esta crisis sanitaria derive en "una crisis alimentaria y social".

LA LACRA DEL MACHISMO

El PNUD también observó con preocupación que la igualdad de género "ha sido vulnerada durante la crisis", explicó Sulmont, quien explicó que las mujeres mexicanas están mayormente insertadas en la economía informal y por tanto tienen menos protección social.

"Respecto a la violencia durante el episodio de confinamiento hay varias señales que indican que ha habido una exacerbación", dijo Sulmont, al destacar un aumento del 25 % den las llamadas de alerta de género.

Por su parte, Zapatero abogó por una "revolución cultural" en favor de la igualdad de género que erradique el machismo.

"La igualdad es la contraseña del progreso y la desigualdad más grande en la historia es la que han sufrido las mujeres", expresó.

Follow Us on Social

Most Read