Ciudad de México, 20 de agosto 2020, - La insistencia del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en la difusión pública de un escándalo de corrupción que se extiende con rapidez podría complicar la investigación, y genera dudas sobre si haría lo mismo si las acusaciones fuesen contra sus partidarios en lugar de contra figuras de la oposición.

 Estas dudas surgieron el jueves luego de la aparición de un nuevo video en el que un hombre, que ahora es un funcionario de alto nivel en el gobierno de López Obrador, entrega un paquete de dinero en efectivo al hermano del presidente en 2015.

David León fungió hasta hace poco como director de Defensa Civil y estaba previsto que asumiese los esfuerzos para la búsqueda de una vacuna contra el coronavirus y adquiciones médicas. Pero tras la aparición de la grabación, León dijo que no aceptará el nuevo cargo “en tanto se aclara la situación por la que atravieso, y para no afectar” al gobierno.

En su cuenta de Twitter, León explicó que el video era de hace cinco años, cuando era un consultor político privado y no ostentaba ningún cargo público. En ese momento recolectaba “recursos entre conocidos para la realización de asambleas y otras actividades”.

Además de entregar un sobre con unos 20 mil dólares a Pío López, el hermano del presidente, León habla de darle en total unos 2 millones de pesos en el curso de varios meses. En la grabación puede escucharse como los dos hombres discuten asuntos como conseguir micrófonos y escenarios, al parecer para los actos a pequeña escala que realizaba López Obrador en aquel momento.

No estaba claro si se cometió ilegalidad alguna. Las donaciones de campaña privadas están estrictamente reguladas en México, pero entonces López Obrador no era candidato a ningún cargo público.

El presidente López Obrador manifestó que sería conveniente que el periodista Carlos Loret de Mola hiciera la denuncia  formal ante la Fiscalia General de la República para que aporte las pruebas de algún ilícito, ya que su hermano Pío, no era funcionario público y que el recabar dinero para los eventos y campañas, no es delito en México. y que las cantidades de que se habla en el video, no son ni con mucho comparables con los cohechos que se ven en el caso Lozoya.

Follow Us on Social

Most Read