Ciudad de México, 22 de octubre 2020, - Este miércoles, durante su comparecencia en la Cámara de Diputados, e director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto, afirmó que un reto es aprender de la pandemia de coronavirus, por lo que urgió a que en México exista un modelo de salud preventivo

  y no curativo; de igual manera, el funcionario adelantó que para 2021 el organismo a su cargo prevé la contratación de más de seis mil plazas y el presupuesto más grande en su historia para mantener las unidades hospitalarias.

"Una tarea igual importante aunque menos visible; aprender de esto. Reconocer que las condiciones de nuestro sistema de salud y sus consecuencias en la salud de nuestra derechohabiencia nos hizo más vulnerables frente al virus. De ahí la urgencia de un modelo de atención más preventivo, menos curativo, uno más comunitario y menos individualista. Más seguro y más social", dijo.

Durante la comparecencia del gabinete de salud, Robledo Aburto detalló que el próximo año se tiene proyectado contratar a seis mil 462 profesionales de la salud de manera permanente.

"Destinaremos el presupuesto más grande en su historia por seis mil 135 millones de pesos para mantenimiento y conservación de unidades hospitalarias, este monto permitirá mejorar en las unidades médicas aspectos como iluminación, calefacción, aire acondicionado, calderas, sistemas de seguridad, elevadores, tomas murales de oxígeno y gases medicinales, comedores, vestidores y residencias, entre otros. Esto significa espacios seguros, dignos y funcionales para quienes han arriesgado la vida para salvar la vida de los demás", afirmó.

El titular del Seguro Social resaltó que para hacer frente a la pandemia por el nuevo coronavirus, se reconvirtieron 16 mil 118 camas, se capacitó al personal médico, se otorgó el permiso covid para los trabajadores que forman parte de la población de riesgo, así como notas de mérito y el bono COVID, que ha beneficiado a 225 mil empleados por un monto de dos mil 590 millones de pesos.

Luego de recordar las protestas del personal médico por la falta de equipo de protección personal, el director general señaló que a la fecha, cada semana se distribuyen un promedio de 783 mil protectores respiratorios; un millón 100 mil cubrebocas quirúrgicos; 159 mil goggles y caretas; un millón 200 mil guantes y un millón 200 mil batas.

"Un reto que nos trajo la pandemia fue proteger al personal, más que reto es una prioridad, al inicio de la epidemia competíamos contra el resto del planeta en la adquisición de Equipo de Protección Personal, calcular equipo para cada persona, cuidar la calidad de insumos y mecanismos suficientes para distribución, hubo protestas que fueron legítimas, pero también fueron resueltas, hubo 40 en marzo", mencionó.

Follow Us on Social

Most Read