Ciudad de México, 22 de diciembre 2021.- A 24 años de la matanza de 45 indígenas tzotziles en el paraje de Acteal, en Chenalhó, Chiapas, familiares y

sobrevivientes de la masacre perpetrada por un grupo paramilitar, marcharon para exigir cárcel para los autores intelectuales y materiales de los hechos.

Con cantos, rezos, cruces, incienso y velas, los miembros de la organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal recordaron a sus muertos en la tumba colectiva donde descansan los cuerpos de las víctimas del crimen de Estado, entre los que se encontraban 15 niñas y niños, nueve hombres y 21 mujeres, cuatro de ellas embarazadas.


El 22 de diciembre de 1997, un grupo de indígenas de esta organización oraba en la comunidad de Acteal, en el municipio de Chenalhó, Chiapas, cuando fue atacado por un centenar de presuntos paramilitares, también indígenas.

"Es un dolor que no se supera, que no se olvida a más a 24 años porque no hay justicia. El gobierno y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos no han avanzado y tampoco hay informes de fondo del caso", indicó Guadalupe Vázquez, una de las sobrevivientes.
El obispo de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, Rodrigo Aguilar Martínez, ofició una misa en memoria de las víctimas y los sobrevivientes, exhortando a los presentes a no "engancharse en el dolor y la ira".

"Estamos acompañando a quienes tienen un gran dolor por el acontecimiento, pero también por la ofrenda que Dios nos hable de este acontecimiento, que estemos dispuestos a defender la vida pero siempre con criterios de paz y legalidad", dijo el obispo.
Durante la peregrinación, los participantes recordaron a todos los asesinados y los que les han ayudado a sobrellevar esta tragedia.

Follow Us on Social

Most Read