Felipe Muñoz

La violencia registrada en estadios deportivos, en especial de futbol, es un “cáncer” debe atenderse inmediatamente para evitar que se propague, debe detenerse con reformas que garanticen seguridad y castigo severo a infractores afirmó el diputado del PRI Felipe Muñoz Kapamas, presidente de la Comisión del Deporte.


Recordó que ya existe una legislación en la materia, la cual se analizará, a fin de definir una reforma o diseñar un nuevo marco jurídico, “estamos preocupados por la situación de violencia y estamos ciertos que debemos actualizar la ley”, comentó el tricolor durante una reunión con representantes de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), de la Triple AAA de lucha libre y de la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (Onefa).
Muñoz Kapamas precisó que se busca impulsar una ley más amplia, que regule juegos populares, federaciones, justicia deportiva, doping y en particular la violencia en eventos deportivos.
El también tricolor Gerardo Liceaga Arteaga aclaró, que no se trata de una “cacería de brujas, no es un persecución a ultranza de los violentos, no los queremos etiquetar; la Legislatura en ningún momento quiere desintegrar las barras, aunque sí queremos que existan sanciones que acoten el problema”.
No venimos a legislar con el garrote, aseguró, pero advirtió que si debe haber sanciones, porque todos vivimos en un Estado de derecho, y el tema principal es que quien cometa un ilícito no pueda volver a entrar a algún estadio del país, por eso debemos revisar los mecanismos para lograrlo y así “acotar este cáncer”.
El objetivo es lograr que en este mismo año se concrete la nueva reglamentación, por lo que se efectuarán reuniones con líderes de las barras y propietarios de clubes a la brevedad informó Liceaga Arteaga, al lamentar la significativa reducción de familias en los estadios,  debido a los signos de violencia que se registran, con lo que su asistencia actualmente no llega ni al 27 por ciento, cuando en las décadas de los 70s y 80s alcanzaba el 92 por ciento.

Follow Us on Social

Most Read