El incremento propuesto por el gobierno federal al impuesto al ahorro afectará a las personas de menores ingresos, mientras que la limitación a la deducción
de intereses y las iniciativas de defraudación fiscal y extensión de dominio inhiben la inversión que requiere el país, consideró el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera.
En conferencia de prensa, destacó que el Paquete Económico 2020 considera un aumento de 1.04 a 1.45 por ciento sobre el capital invertido, lo que representa un incremento de 39 por ciento a la tasa de retención anual.
Señaló que esto impacta más a las personas de menores ingresos, ya que las personas que ganan menos de 400 mil pesos al año no están obligadas a presentar su declaración anual, por lo que no podrán deducir el impuesto.
Asimismo, indicó, en el Paquete Económico se propone limitar a 30 por ciento la deducción de intereses netos para créditos de personas morales, mientras que aquellos por encima del tope se podrán deducir en los tres ejercicios siguientes hasta agotarlos.
Niño de Rivera consideró que estas medidas pueden impactar la inversión de la iniciativa privada en México, además podrían tener efectos en las empresas que recurren a deuda para financiar proyectos a largo plazo.
"Va a ocasionar que los inversionistas piensen dos veces si hacen inversión o no con un costo mayor para ellos y el país está en una posición de estimular la inversión y no de detenerla o frenarla".
Resaltó que las iniciativas de defraudación fiscal y de extinción de dominio inhiben la inversión y acaban con las garantías individuales de derecho a la libertad, propiedad, audiencia, debido proceso, así como presunción de inocencia.
En ese sentido, Luis Niño de Rivera consideró que con la aplicación de estas medidas el contribuyente quedaría en indefensión absoluta, además manda un mensaje negativo a inversionistas nacionales y extranjeros.

Follow Us on Social

Most Read