CIUDAD DE MÉXICO (EFE).- La empresa Pemex (Petróleos Mexicanos) conmemoró este miércoles el 82 aniversario de su nacionalización en medio de una profunda crisis tras

 duplicar sus pérdidas y con el reciente desplome de los precios del petróleo que la colocan contra las cuerdas en un escenario además de riesgo de recesión mundial.
El director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, reconoció que el Gobierno "está consciente de la complejidad y de los retos del escenario actual de los mercados petroleros".
Oropeza apuntó que ante la reciente volatilidad de los mercados financieros y los elevados índices de incertidumbre económica, Pemex ha iniciado la ejecución de su protocolo para mitigar los riesgos sobre sus finanzas.
Agregó que en 2019 Pemex logró estabilizar la producción de petróleo al crecer un 13.6 % y por primera vez en 10 años redujo su deuda en casi 100 mil millones de pesos.
Recordó que enero de 2019 se registró la menor producción de petróleo en años (casi 1.6 millones de barriles por día) y precisamente esta semana se registró una producción de 1.79 millones de barriles, aunque evitó citar las pérdidas de la empresa en 2019.
A finales de febrero, Pemex informó que prácticamente duplicó sus pérdidas en 2019, con un resultado negativo de 18 mil 367 millones de dólares, un 91.8 % más que los 9 mil 575 millones de dólares de 2018, pese a la promesa del nuevo Gobierno de rescatar la compañía.
"Estamos cerrando uno de los años más complejos en la historia reciente de Petróleos Mexicanos. La situación operativa y financiera estaba determinada por aspectos negativos", reconoció Alberto Velázquez, director corporativo de Finanzas de la empresa el pasado 27 de febrero.
Los ingresos de la compañía cayeron a 74 mil 474 millones de dólares, un 16.5 % menos que en 2018.
LÓPEZ OBRADOR MINIMIZA CAÍDA EN PRECIOS
En su conferencia de prensa diaria, el presidente Andrés Manuel López Obrador destacó este miércoles la trascendencia histórica de la nacionalización de petróleo, minimizó la importancia de la caída de los precios y subrayó que "ya no hay corrupción en Pemex".
López Obrador dijo que ahora México tiene la posibilidad de refinar más crudo luego de que anteriores administraciones "nos dejaron las refinerías con 32 % de su capacidad y ahora ha aumentado a 42 % y tenemos un plan para seguir aumentando la capacidad de refino, y por eso se construye la refinería Dos Bocas (Tabasco)".
La crisis mundial actual derivada del impacto del coronavirus ha supuesto que el barril de la mezcla mexicana se cotice a 18 dólares frente a los 56.67 al inicio del año.
LA REALIDAD DICE OTRA COSA
Para el profesor-investigador de la Universidad Autónoma de México (UAM), Nicolás Domínguez Vergara, la situación de Pemex "definitivamente es bastante crítica" y más aún con la decisión de Arabia Saudí "de inundar el mundo de petróleo.
"Eso quiere decir que el Gobierno va a tener menos recursos por el petróleo y le va a poder dar menos a Pemex y Pemex estaba confiando en este financiamiento del Gobierno", apuntó en entrevista con Efe.
Para el experto en temas energéticos, lo que puede suceder "es que la economía mexicana va a entrar en recesión, se van a pagar menos impuestos y el petróleo valdrá menos".
Recordó que Pemex sufrió una pérdida el año pasado a pesar del impulso del Gobierno lo cual traerá que las calificadoras le den una calificación "bastante baja" y eso va a dañar mucho el crédito de Pemex.
Domínguez explicó que esto es resultado del coronavirus y aunque hay países que están sufriendo otros como "China se van a recuperar porque tiene una planeación sostenida a muy largo plazo y en México la planeación es cuando mucho a 6 años, es decir, lo que dura el sexenio" de la presidencia de López Obrador (2018-2024).
Para el experto, el Gobierno mexicano tiene que cambiar su estrategia y el plan de Pemex porque viene "una situación muy difícil" que se podría aliviar si se encuentran rápido una vacuna contra el coronavirus o Arabia Saudí y Rusia se ponen de acuerdo sobre los precios del petróleo.
LA EXPROPIACIÓN PETROLERA
La nacionalización del petróleo en 1938 por parte del presidente Lázaro Cárdenas (1934-1940) marcó un momento histórico para México ya que el sector energético estaba en ese entonces en buena medida en manos de empresas extranjeras.
Durante la gestión del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) se rompió con el monopolio estatal de décadas, y se aprobó una reforma energética que abrió el sector a nuevos contratos otorgados a empresas extranjeras.
En su cruzada por recuperar a Pemex, desde que llegó al poder el 1 de diciembre de 2018, López Obrador indicó que no se celebrarían más licitaciones de campos petroleros a empresas privadas.
Además, comenzó un combate frontal al robo de hidrocarburos que se realiza a través de los ductos de la empresa estatal, delito que genera pérdidas millonarias para la compañía.
A pesar de ello y con el agravante de la compleja escena internacional, la situación de Pemex al conmemorarse su 82 aniversario es cada vez mas delicada sin que se vislumbre la manera de salir de la crisis que atraviesa.

Follow Us on Social

Most Read