La contracción del mercado mexicano impactará el PIB debido a la caída del precio del petróleo, las remesas, el entorno mundial y las malas decisiones ante el COVID19.

 CIUDAD DE MÉXICO, 2 abril 2020, - Bank of America recortó el jueves su pronóstico del Producto Interno Bruto de México a una contracción del 8% desde su estimación previa de una caída de un 4.5%, por el desplome de los precios del petróleo y la reducción de la actividad económica por la epidemia del coronavirus.

Bank of America espera que la economía mexicana crezca un 4.5% en 2021 previendo una recuperación de Estados Unidos, su principal socio comercial, dijo en una nota de análisis ayer jueves.

La entidad pronosticó en 2020 “una modesta reducción en el gasto público en términos reales (-2%) y una eventual recomposición del gasto” y que el Banco de México baje la tasa clave de interés a un 5.5% desde el actual 6.5% para finales del año.

El gobierno de México informó el jueves que prevé una contracción de hasta un 3.9% este año, frente a una expansión de entre un 1.5% y un 2.5% estimada en el presupuesto 2020.

El banco justificó la nueva revisión a la baja por el impacto negativo en el comercio y las menores remesas que recibirá el país por la contracción económica del 6% estimada para Estados Unidos este año, así como por el derrumbe de los precios petroleros y las consecuencias de las medidas para contener el virus.

“Vemos riesgos aún sesgados a la baja”, porque “el virus puede tener un impacto negativo más amplio en Estados Unidos y México”, dijo en la nota a clientes, que también alertó sobre un aumento del malestar social y la inseguridad.
Barclays también revisó a la baja su perspectiva para el desempeño de la economía local este año y ahora prevé una contracción del 5%, mayor al declive de un 2% anticipado previamente. Para 2021 proyecta una ligera recuperación del 1%. (Reporte de Noé Torres, con reporte adicional de Abraham González.

Follow Us on Social

Most Read