Washington, EEUU, 31 de agosto 2020, - La oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR por su sigla en inglés) dijo el lunes que estaba tomando medidas adicionales para frenar las importaciones de acero desde México y Brasil, en medio de las difíciles condiciones del mercado interno causadas por la pandemia de coronavirus.

 La USTR informó que estaba reduciendo la cuota restante de 2020 de Brasil para importar acero semiacabado a Estados Unidos a 60,000 toneladas métricas, desde 350,000, “a la luz del reciente deterioro de las condiciones del mercado provocado por la pandemia del COVID-19 que afecta a los acereros nacionales”.

Brasil aceptó las cuotas en 2018 a cambio de una exención de los aranceles del 25% fijados por razones de seguridad nacional sobre las importaciones de acero por el presidente Donald Trump bajo la “Sección 232”.

La Oficina del Representante Comercial dijo que mantendrá las cuotas existentes para otros productos de acero y consultará en diciembre con Brasil sobre la cuota 2021 del país para el acero semiacabado. “Para ese momento esperamos que las condiciones del mercado hayan mejorado”, agregó.

México también acordó en consultas con la USTR establecer un régimen de monitoreo más estricto para abordar las alzas repentinas en las exportaciones de tubos de acero estándar, tubos de acero mecánicos y acero semiacabado hacia Estados Unidos.

La agencia gubernamental no dio detalles sobre cómo funcionaría el régimen de monitoreo, pero dijo que el acuerdo mantendrá la exención de México de los aranceles al acero bajo la Sección 232.

Sin embargo, el gobierno mexicano publicó en un decreto oficial un acuerdo con nuevos requisitos para exportar acero que requiere solicitar un permiso con anticipación para evitar triangulaciones, o que estos productos sean transbordados vía México desde China o desde otro lugar a Estados Unidos.

El acuerdo se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el pasado viernes y debe entrar en vigor cinco días después. La Secretaría de Economía dijo el lunes que México establecerá un régimen de seguimiento de las exportaciones de estos productos hasta el 1 de junio de 2021.

Kevin Dempsey, presidente interino del Instituto Estadounidense del Hierro y el Acero, dijo que los productores de acero aprecian las acciones para frenar las importaciones en medio de una fuerte caída en la demanda.

La Cámara Nacional de la Industria del Acero y el Hierro de México (Canacero) también reconoció y agradeció al gobierno mexicano, particularmente a Economía, por el “extraordinario resultado” en la negociación para que Estados Unidos no volviera a someter a México a los aranceles de la Sección 232.

“La producción de acero crudo ha bajado (en lo que va de 2020) un 20% en comparación con el mismo período del año pasado y la utilización de la capacidad de fabricación ha promediado aproximadamente solo el 66% hasta ahora, en comparación con casi el 81% durante el mismo período (en 2019)”, dijo Dempsey.

Follow Us on Social

Most Read