La pérdida de empleos e ingresos obliga a bajar rentas en 10% en los últimos meses
Ciudad de México, 14 de febrero 2021, - La pandemia de COVID-19 ocasionó una baja en los ingresos de las personas, así como la necesidad de mudarse, lo que resultó en una ligera reducción del precio de las rentas de vivienda.

La Asociación Mexicana de Vivienda en Renta (Aver) comentó que varios inquilinos perdieron su empleo o tienen menos ingresos, por lo que las rentas bajaron 10% en los últimos meses.

Francisco Andragnes, presidente del organismo, dijo que la situación del mercado de vivienda en renta es compleja, aunque más estable que la del sector en venta o el alquiler de oficinas.

"Sufrió menos, aunque sí está impactada porque mucha gente se quedó sin trabajo o se fue a vivir con sus padres o se regresó a sus ciudades. Hay una retracción de la demanda y una disminución de las rentas a partir de julio y agosto", detalló.

Los arrendadores reaccionaron negociando con sus inquilinos, algunos les permitieron concluir antes de sus contratos o diferir algunos meses de renta.

El nivel de disponibilidad, es decir, el número de departamentos o casas sin rentar, aumentó 5% más respecto a los niveles previos a la pandemia.

Se estima que entre 20% y 40% de la población en el país renta su vivienda.

Follow Us on Social

Most Read