Ciudad de México, 28 de febrero 2021, - México cumplió este domingo 28 de febrero un aniversario infausto: el primer año de la epidemia de coronavirus. Hace exactamente un año, un hombre de 35 años proveniente de Italia, uno de los puntos rojos de la pandemia en aquel tiempo, presentó los síntomas y fue hospitalizado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias en la Ciudad de México.

Además, en Sinaloa, otro hombre de 41 años, que tuvo contacto con el mismo infectado italiano. El mismo día, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, quien se convertiría en el "zar anti coronavirus" del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, habló de casos sospechosos en Oaxaca, Hidalgo y Guanajuato. Así comenzó la epidemia mexicana.

En el primer año del COVID-19 en México, la nación acumula 2,084,128 casos confirmados y con un intenso pico en diciembre de 2020 y enero de 2021, sobre todo en la zona central del país, con la Ciudad de México y el Estado de México como los focos más graves y al borde del colapso hospitalario.

Además, la cifra acumulada de muertos por COVID-19 en este año es de 185,257 personas confirmadas, en lo que representa miles de personas por encima del triple del estimado como "escenario catastrófico" planteado por las autoridades federales.

Tanto López Obrador como López-Gatell (éste último actualmente) se han contagiado del coronavirus. Ambos han sido profundamente criticados por su negativa a impulsar desde el principio el uso masivo del cubrebocas. El mandatario mexicano, después de recuperarse, redobló su apuesta.

Ante este panorama, la oposición mexicana cuestionó la actuación de ambos funcionarios y del gobierno federal en general a lo largo de la epidemia. El dirigente nacional del PRD (Partido de la Revolución Democrática), Jesús Zambrano, afirmó que la actual administración "sólo ha demostrado ineficacia para enfrentar una crisis de tal magnitud y una fallida estrategia económica", lo que deja al descubierto un sistema de salud ineficiente que afectó a millones de familias en este país.

Según cifras oficiales, argumentó, México ocupa el tercer lugar con decesos, después de Estados Unidos y Brasil, lo que evidencia que no hubo actuación inmediata para contener los contagios y establecer un plan adecuado por parte de las autoridades de salud, subrayó el líder perredista.

Recalcó que es inaceptable que no se haya cambiado de estrategia para hacer frente a una crisis que se fue agudizando, al contrario la situación empeoró teniendo al frente a un Subsecretario de Salud "incompetente", quién además con cinismo durante el momento más complejo de la pandemia tuvo el descaro de vacacionar.

Junto con ello, Zambrano dijo que el presidente de la República hizo oídos sordos ante los llamados de auxilio de las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMES) que han sido afectadas y que las autoridades federales no fueron capaces de establecer un plan de reactivación económica que les otorgue un apoyo económico inmediato, lo que provocó un severo desplome de la economía y será complejo estabilizarla.

Por otra parte, la coordinadora de los diputados del PRD, Verónica Juárez Piña, lamentó que la pandemia de COVID-19 siga provocando un alto número de muertes por la "incompetencia" del gobierno de López Obrador para diseñar una política pública de salud adecuada para combatirla.

"Lamentablemente el país se encamina rápidamente, según cifras oficiales, a los 200,000 decesos por coronavirus, mientras el gobierno federal no ha sido capaz de instrumentar una campaña de vacunación lo suficientemente rápida. Al ritmo que se aplica la vacuna, México terminaría de vacunar a los 83 millones de personas que propone en un plazo mucho más largo del que prevé el plan de vacunación", advirtió.

"No sólo es un asunto de escasez, retraso en la producción o acaparamiento de las dosis, el problema de fondo es el ineficiente plan de vacunación, las improvisaciones y ocurrencias de López Obrador, y el uso electoral y político que le ha dado a las vacunas", apuntó.

Y es que México, a pesar de ser el primer país en América Latina en comenzar con la vacunación a finales de diciembre de 2020, se estancó en las últimas semanas para relanzar su campaña masiva de vacunación este febrero. El país acumula 2.4 millones de dosis aplicadas en trabajadores de la salud, maestros y adultos mayores. Poco más de 565,000 personas de la primera línea en el combate al virus han recibido las dos dosis necesarias.

Follow Us on Social

Most Read