México, 12 de agosto 2021,- El banco central de México elevó los costos de endeudamiento por segunda reunión consecutiva este jueves, en tanto que los aumentos de precios al consumidor, obstinadamente elevados y por encima del objetivo, han comenzado a contaminar las expectativas de inflación.

 El Banco de México elevó su tasa de interés clave en un cuarto de punto a 4.5% luego de un alza sorpresiva en junio que tuvo poco efecto para controlar la inflación, que actualmente se ubica en casi el doble de la meta del banco. Los 22 economistas encuestados por Bloomberg predijeron el aumento.

“Han dado una fuerte señal de que con la inflación muy por encima del objetivo, buscarán una política más restrictiva”, dijo Nikhil Sanghani, economista para América Latina de Capital Economics, antes de que se publicara la decisión del banco central.

La economía de México se está recuperando rápidamente en lo que va de 2021 después de caer 8.2% el año pasado, su mayor contracción en casi un siglo. La recuperación, con un crecimiento del PIB de 6.2% según los economistas encuestados por Citibanamex, se sumó a las presiones inflacionarias y ayudó a que el banco central comenzara a endurecer su política monetaria antes de lo esperado por la mayoría de los analistas.

Desde abril, la inflación anual se había mantenido alrededor de 6%, ejerciendo presión sobre el banco conocido como Banxico después de que inicialmente dijera que el alza de precios sería momentánea. Los precios se han visto impulsados ​​por las crisis de suministro, la inflación de los alimentos y la energía, y la recuperación de la demanda interna.

Banxico tiene como objetivo la inflación en 3%, más o menos 1 punto porcentual. En julio, los precios crecieron un 5.8%, desacelerándose ligeramente desde un 6.1% en abril.

Lo que dice Bloomberg Economics

“La inflación general ha bajado debido a la disminución de efectos de base, pero sigue siendo alta y, junto con la aceleración de los precios subyacentes, genera preocupaciones. Los resultados siguen mostrando la presión de los precios de las materias primas, las interrupciones del suministro y los cambios en los hábitos de consumo”.

La inflación se ha acelerado recientemente en los mercados emergentes desde India hasta Rusia, en la medida en que las empresas traspasan los precios más altos de las materias primas a los consumidores y la demanda se recupera antes de que las cadenas de suministro se recuperen por completo de la pandemia. Brasil y Chile también están endureciendo su política monetaria y los legisladores peruanos reunidos el jueves por la tarde considerarán su primer aumento de tasa en cinco años. El banco central de Colombia indicó que pronto podría unirse a la tendencia regional de ajuste.

En ese contexto, la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, dijo el miércoles que la tercera ola de la pandemia podría pesar sobre el crecimiento. Sin embargo, Sanghani de Capital Economics dijo que el virus tendría que dañar las expectativas de manera significativa para que el banco central cambie de rumbo.

“Todavía es un poco pronto para decir que esta última ola del virus ha descarrilado la recuperación económica de México. En esta etapa, es más un bache en el camino”, indicó Sanghani.

Banxico aún tiene programadas tres decisiones de tasas más antes de que el gobernador, Alejandro Díaz de León, termine su mandato a fin de año. El presidente Andrés Manuel López Obrador nombró a su exministro de Finanzas, Arturo Herrera, para reemplazarlo, un cambio que abre la posibilidad de cambios en el enfoque del banco para combatir la inflación.

Follow Us on Social

Most Read