México, 9 de marzo de 2022.— El incremento de precios en materias primas provocado por la guerra entre Rusia y Ucrania está modificando las expectativas de inflación para 2022,

donde México, en el escenario más pesimista, podría enfrentar una inflación generalizada de doble dígito al cierre de año.

 De acuerdo con la economista en jefe de Banco Base, Gabriela Siller, con información de precios hasta febrero y a sólo dos semanas de la guerra en Ucrania, existe un elevado grado de incertidumbre con respecto al nivel de la inflación hacia finales del año. En ese sentido, se ha elevado el riesgo de que se materialice un escenario adverso para la inflación.

"La proyección de inflación hacia el cierre del año podría ser revisada hacia niveles del 8% en caso de que se observen presiones inflacionarias entre marzo y junio, similares a las observadas, en promedio, durante enero y febrero".

"De persistir las presiones inflacionarias hasta finales del cuarto trimestre, se eleva el riesgo de que la proyección de inflación general se acerque al 10% anual", advirtió.

Este miércoles, Banco Base ajustó su previsión de inflación hacia el cierre del año a 5.5% anual, ante cada vez mayores presiones en precios.

Apenas este martes, CIBanco alertó de un escenario de inflación cercano a 8%, debido, entre otros factores, al encarecimiento del petróleo, entre otras materias primas.

En el mismo sentido, Bank Of America Securities ajustó a 6% su estimado de inflación general al cierre de 2022, lo cual presionará al Banco de México en sus decisiones de política monetaria.

Follow Us on Social

Most Read