México, a 13 de julio de 2022 :-: Algunos productos de la canasta básica que registran las mayores alzas son el trigo, frijol, arroz, aguacate, pan

de caja, chuleta de cerdo, carne de res, huevo, leche, papa y cebolla. Los precios de otros productos como aguacate, limón, cebolla y papa se han mantenido altos a lo largo del año.

El presidente del Consejo de Desarrollo Agropecuario y Agroindustrial de Jalisco, Andrés Canales Leaño, indicó que el precio de algunos alimentos de la canasta básica registran alzas de hasta 30 por ciento.

Precisó que la inflación y el conflicto provocado por la guerra entre Ucrania y Rusia impactan en el incremento de precios.

“Yo veo un panorama muy complicado, Estados Unidos alcanzó un nivel muy alto de inflación y por ende ya está repercutiendo en nuestro país, es un tema de una problemática mundial derivado del conflicto con Ucrania y Rusia”, comentó.

Agregó que la política de control de precios en algunos productos de parte del Gobierno federal no ha podido soportar esta “embestida” de alza de precios.

“Vienen tiempos complicados, vienen tiempos difíciles, pero estaremos trabajando con los productores para buscar alternativas y ser más competitivo al sector”, afirmó luego de la presentación de la Décima Edición del Congreso Internacional de Nutrición y Fisiología Vegetal realizada en Guadalajara.

Tapatíos sacan carne del carrito

Debido a la inflación más alta en 21 años que se refleja en el bolsillo de las personas, en Jalisco hay familias que han quitado de sus listas de compras alimentos básicos como la carne y las papas.

También han sacado del carrito del supermercado productos como los refrescos o el pan para salir a flote, de acuerdo con un sondeo llevado a cabo por este medio.

Georgina acudió con su mamá a la zona del mercado Corona a comprar su despensa para la semana, como frutas y verduras, gastando alrededor de 300 pesos. Sin embargo, en esta visita ya no compró papa, pues encontró que costaba más de 30 pesos el kilo, cuando la semana pasada la vio en 15 pesos.

Andrés Hernández dijo también que decidió “dejar de comprar carne de tan cara que está”. En su hogar se compraban alrededor de dos kilos a la semana, pero ahora “ya no ajusta”.

“Los dos kilos nos ajustaban para unos cinco días, y ahorita ya ni medio, está muy cara. Ahorita anda como en 200 pesos el kilo, estaba en 100, 115, casi al doble”, lamentó Andrés.

Follow Us on Social

Most Read