México, 8 de diciembre 2023--Las Comisiones unidas de Salud y de Hacienda y Crédito Público de la Cámara

de Diputados avalaron, con 43 votos a favor y 31 en contra, el dictamen que reforma la Ley de Coordinación Fiscal y la Ley General de Salud para transferir los recursos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASS) al IMSS-Bienestar.

 Los diputados de oposición reclamaron la centralización del presupuesto y afirmaron que es otro error en materia de salud, y señalaron que es repetir lo que hizo mal el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi). El dictamen fue remitido a la Mesa Directiva para programar su discusión ante el pleno.

La diputada panista Patricia Terrazas refirió que con la reforma desaparece el federalismo y advirtió que el IMSS-Bienestar no tiene infraestructura para atender a toda la población sin seguridad social, por lo que llamó a las entidades que no han firmado convenio con el organismo público descentralizado, a que no lo hagan. "Si hay algo que le duele a los mexicanos, es que se ataque la salud", dijo.

Por el contrario, la diputada Martha Alicia Arreola, de Morena, afirmó que esta modificación dará certeza jurídica a todas las entidades federativas, sobre el manejo de los recursos que son utilizados por el IMSS-Bienestar.

La diputada Frinné Azuara Yarzábal, del PRI, dijo que el derecho a la protección a la salud es una asignatura pendiente de este gobierno, no de la administración pasada: "No le quieran seguir cargando las pulgas a un perro que ya no está en el escenario".

"Los errores en salud se pagan con muertes. Cómo es posible que todavía pretendan, los últimos recursos que tienen los estados para poder atender lo que constitucionalmente le marca nuestra Carta Magna, para que el gobierno todavía quiera centralizar estos recursos", comentó.

El panista Éctor Jaime Ramírez acusó que el gobierno federal quiere apropiarse de 68 mil millones de pesos de los estados y desaparecer el Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud. "Morena no tiene llenadera porque en el Presupuesto de Egresos de la Federación, que tiene 962 mil millones de pesos aprobado, quiere todavía quitarle y dar el manotazo a las entidades federativas por 68 mil millones de pesos. La pregunta es: ¿cuál es la eficiencia y eficacia del Insabi que fue quien controló el FASSA del 2000 a la fecha? No fueron las entidades federativas, que no mienta Morena", aseveró.

En su turno, el diputado Daniel Gutiérrez, de Morena, expresó que la reforma armoniza la Ley de Coordinación Fiscal y la Ley General de Salud con la reforma publicada en mayo de 2023, además que evita la triangulación de los recursos y brinda certeza laboral al personal de salud.

El perredista Marcelino Castañeda refirió que los estados del oficialismo que firmaron convenio con el Insabi no tuvieron ningún beneficio, y, por el contrario, tuvieron afectaciones en los servicios de salud. "Las necesidades de obtención de recursos y la estrategia de obtenerlos del Fondo de Gasto Federalizado tiene como objetivo el debilitar la autonomía de los gobiernos subnacionales. Compañeras y compañeros del oficialismo, con la salud no se juega. Dejar sin servicios médicos a las y los mexicanos es un acto miserable", dijo.

Follow Us on Social

Most Read