Colors: Red Color

Héctor Carlos Salazar Arriaga, presidente de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México, externó que el sector maicero está preocupado ante la posición de los cañeros y otros actores, con respecto a la baja del precio del azúcar en el país.
La CNPAMM, dijo, entiende las inquietudes que se tienen, y consideró que se debe comprender, que al igual que con otros productos del campo, el precio del azúcar se deriva del comportamiento del mercado a nivel internacional.
Explicó que la baja del precio del azúcar se debe a los altos inventarios que hay en el mercado internacional, en países como Brasil, Australia, India, Estados Unidos y, por supuesto, en México.
“El consumo de azúcar a nivel mundial ha crecido, pero a un nivel menor que la producción.  Hay un exceso de oferta que ha conducido a que los precios disminuyan”, precisó.
Salazar Arriaga indicó: “los productores de maíz de México estamos conscientes de la difícil situación que atraviesan nuestros colegas trabajadores del sector cañero, y nos solidarizamos con ellos; coincidimos en que es necesario buscar una solución de largo plazo para este sector. Sin embargo, tenemos que manifestar nuestra total oposición a que esa solución sea a costa de miles de familias mexicanas que dependen del maíz Esto no lo podemos, ni lo vamos a permitir”, subrayó.
El agrónomo de profesión, manifestó que las autoridades y la propia industria deben trabajar para buscar una solución dentro de las reglas del libre mercado, que no afecte a otros productos como el maíz, que es el principal cultivo en México.
Además, agregó que debemos de tener cuidado con las propuestas que amenazan la posibilidad de que crezca la producción de maíz amarillo en México, cuando se tiene el potencial de producir 10 millones de toneladas más de este maíz y de sustituir importaciones.
“La CNPAMM espera que la situación no se resuelva por medio de propuestas que promueven la discriminación y la diferenciación. Recordemos además, que a México ya le costaron muy caro estas ideas en que discriminan a un producto frente a otro”, advirtió.
El auténtico líder nacional de los maiceros expuso que la industria del maíz en México genera 4 millones 968 mil 500 empleos; aproximadamente 3 millones 100 mil familias dependen de esa actividad agrícola y, en la producción primaria se genera una derrama directa entre productores nacionales de alrededor de 86 mil millones de pesos de venta del grano nacional, sumando el total del Sistema Producto Nacional, 24 mil 80 millones de pesos.

 

El subsecretario de Ingresos, Miguel Messmacher Linartas, minimizó la crisis ocasionada por el alto endeudamiento de los estados que dijo sólo representa el tres por ciento del Producto Interno Bruto y eso “no representa un riesgo para las finanzas públicas ni para el sistema financiero del país”.
En reunión de trabajo con senadores de las comisiones de Puntos Constitucionales, Estudios Legislativos, Segunda, y de Hacienda, aunque reconoció que el ritmo de crecimiento se  duplicó en cuatro años se pronunció por “no satanizar” el tema y aprobar reformas que permitan que se pueda utilizar la deuda pública para proyectos legítimos de inversión.
Al respecto, Juan Pardinas, director general del Instituto Mexicano Para la Competitividad, manifestó que se requiere de un nuevo marco jurídico que tome en cuenta la necesidad de las entidades de endeudarse para invertir en infraestructura y los mecanismos para el registro y transparencia de los recursos.
El representante del IMCO, hizo un llamado a los senadores para que se establezca la obligación de los estados a presentar la tasa de interés, así como las comisiones que cobran las instituciones bancarias para otorgar los créditos, porque es “incompatible” con la democracia y las finanzas sanas clasificar esta información como confidencial.
Por su parte, Ricardo Miranda Burgos, director general de Análisis e Investigación Económica de la Auditoría Superior de la Federación, mencionó que las restricciones legales son una condición necesaria, pero insuficiente para asegurar la estabilidad y sostenibilidad de las finanzas y la deuda pública.
En este contexto, el senador del PRI Francisco Yunes Zorrilla expresó que el tema de la deuda no es un problema de diseño institucional sino de composición al interior de los congresos que tienen esa función, en tanto el senador Alejandro Encinas Rodríguez, del PRD insistió en la necesidad de precisar si el Poder Legislativo tendrá incidencia en los mecanismos de control, supervisión o aprobación de los techos de endeudamiento de los gobiernos locales.

Estéfana Murillo (This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.)

 

Follow Us on Social

Most Read