Sin confianza no hay inversión, ni crecimiento, ni desarrollo ni empleos.

 En respuesta a las declaraciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador de que si las empresas quiebran, será responsabilidad de los empresarios, voceros de la Concamin pidieron unidad y aseguraron que la gran mayoría de los negocios son micro, pequeñas y medianas empresas.

El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes, dijo que ante el panorama adverso es momento de unión y solidaridad, "que no haya división de nada, todos somos mexicanos, es el mensaje que tenemos que dar, no queremos ningún enfrentamiento ni decir cómo se hacen las cosas, queremos que nos tomen en cuenta, que nos dejen trabajar, generar empleos, que siga México".

En la videoconferencia "Cuarto Informe Semanal Covid-Industrial" que organizó la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), el vicepresidente de la organización, Alejandro Malagón, dijo: "no perdamos de vista que el 95% de las empresas son micro, pequeñas y medianas".´

Expuso que cuando se dice que quiebren no hay que perder de vista que son los negocios más pequeños lo que corren más riesgo.

Por su parte, el también vicepresidente de la Concamin, José Cohen, afirmó que "son tiempos de unión, no creo que estos sean momentos de descalificación".

Explicó que como resultado de la encuesta que aplica la Confederación encontraron que 94% de las empresas tienen impacto en sus ingresos; el 36% no tiene ingresos de 76% a 100%; y seis de cada 10 empresas vieron mermados sus ingresos por más de 50%. "Vemos que prácticamente estamos en una recesión y con alta probabilidad de entrar a una depresión sin registros", dijo Cohen.

El presidente de la Comisión de Comercio Interior de la Concamin, Raúl Picard, dijo que el Ejecutivo "nos ve como competidores y luego nos ataca como empresarios, estamos en una confusión". Agregó que el empresario no es el enemigo, sino que es el único generador de empleo porque es quien invierte en el país.

El presidente de la Comisión de Asuntos Económicos de la Concamin, José Luis de la Cruz, dijo que hay un evidente descenso en la confianza empresarial que se traduce en que las perspectivas se siguen debilitando. "Hay percepción de deterioro importante sobre el rumbo de la economía mexicana", con el problema de que los niveles de confianza están muy bajos, "el optimismo a futuro perdió fuerza" y sin ello no hay inversión, ni crecimiento, ni desarrollo ni empleos.

Follow Us on Social

Most Read