(investigación Especial)

 Ciudad de México.- El sindicalismo en tiempos del Coronavirus bien podría intitularse un libro donde se resalte a héroes y heroínas del sector salud que están en el frente de guerra sin armas, abandonados por directivos y líderes en esta pandemia, que cómo fauna nociva están escondidos hasta debajo de las piedras y que ante el portazo el pasado 1o. De Mayo, en el Hospital Las Américas, se destapó esa cloaca de abusos, injusticias y negocios que han enriquecido a vividores.

El portazo no fue algo casual, por años los hospitales de la Secretaria de Salud operan en condiciones de ineficiencia, falta de equipo material quirúrgico, insumos y medicamentos, que operaban el Programa de Seguro Popular, añadido a los nefastos manejos de funcionarios y dirigentes sindicales que han hecho todo un "negociazo" con el manejo de las relaciones laborales, cómo si fueran sus empresas privadas.

También por años, el Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTSA) que desde hace 18 años es liderado por Marco Antonio García Ayala, sobrino predilecto del líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE,), Joel Ayala Almeida, también con 23 años en la dirigencia, habla de los "cacicazgos", que han mantenido el control de los trabajadores de la Secretaria de Salud, bajo la aparente democracia y libertad sindical, pero operando con férreo yugo al interior de los centros de trabajo.

Esta es la radiografía expuesta por entrevistas con médicos, enfermeras, trabajadores administrativos y ex líderes seccionales, -que se omiten sus nombres por temor a perder su empleo-, porque afirman y eso ha sido denunciado públicamente que si algo hay en las 110 secciones del SNTSA en todo el país, es represión, hostigamiento y acoso laboral y hasta sexual, encubierto por autoridades y directivos de hospitales, donde las pestilentes aguas de la corrupción y las complicidades han inundado al tercer sindicato más grande de Latinoamérica con más de 250 mil trabajadores, el primero es el SNTE con mas de 1 millón 200 mil maestros y segundo el del IMSS con más de 350 mil.

Convertido el SNTSA en la " caja chica" del clan Ayala, es el soporte financiero más fuerte de la FSTSE, por la aportación de cuotas y otros menores entre los 89 que dice aglutinar en todo el país de trabajadores al Servicio del Estado, cómo el de Hacienda, ISSSTE, FGR, Dif, Caminos y Puentes entre otros, que le permiten un manejo fuerte de recursos públicos y de las cuotas de los trabajadores.

En este contexto, El Hospital Las Américas no podía estar exento de lo que se maneja en la cúpula sindical, por lo que los testimonios de trabajadores que ahí laboran, ubican primero al gran "cacique" de la Sección IX del SNTSA, Domingo Ortuño Maldonado, con más de 15 años viviendo de la ubre sindical y a su delfín y cuñado José Luis Martínez Lazcon, a quien entrego la Subsección 25 con base en Las Américas, con más de 10 años en el poder y en todo lo que le llaman Valle de México afilian a unos 25 mil trabajadores.

LAS CORRUPTELAS PERMITIDAS Y LA OMISIÓN DE AUTORIDADES DE SALUD.

Todos estos cacicazgos formados en los gobiernos neoliberales priistas, dan en parte la razón al Presidente López Obrador, de que la corrupción está enquistada por todos lados y en el Estado de México es un claro ejemplo de lo que un sindicato ha hecho para someter a los trabajadores, cómo es cobrarles hasta una especie de "derecho de piso" al estilo de las bandas del narcotráfico, denunciaron agremiados en esa entidad. Y operando el Seguro Popular dio paso a manejos turbios y aún así con todas sus deficiencias daba atención médica a una población de más de 50 millones de mexicanos, pero también abrió la puerta a la corrupción sindical y autoridades

Lo que reflejaron notas periodísticas, vídeos, entrevistas en periódicos y redes sociales, de las condiciones precarias del Hospital Las Américas, es también una constante en el de La Perla, en Ciudad Nezahualcóyotl, Naucalpan, Cuatitlán, Tlalnepantla, Chimalhuacán y Chalco, donde la parte administrativa de los directores impuestos primero en el gobierno de Eruviel Ávila desde el ISEM y luego con Gabriel O'Sea, Secretario de Salud y del Instituto de Salud del Estado de Mexico, del gobierno priísta de Alfredo Del Mazo, algunos han llegado por capacidad, otros por amiguismo y compadrazgo, que la mayoría poco les ha importado la eficiencia bajo el pretexto de que no hay recursos y en la otra parte dirigentes sindicales que esquilman a los trabajadores y hacen todo tipo de negocios, poniendo de pretexto la autonomía sindical

Lo que sucedió en el Hospital Las Américas, el pasado 1o. De Mayo, dónde solo habían 1 médico y dos enfermeras es como opera, no hay personal porque lo han corrido o está comisionado y en esta etapa de pandemia, afirman trabajadores, los que integran el Comité Ejecutivo Sindical de la Sección IX y de la Subsección 25, no se han parado por las instalaciones para tocar la puerta y preguntar a médicos, enfermeras, enfermeros y trabajadores en general por lo menos: les hace falta algo, tienen insumos o hay algún trabajador enfermo?. Nada de eso, desaparecieron y como fauna nociva están escondidos hasta debajo de las piedras, pero no fuera para convocar a una fiesta o un mitin para quedar bien con autoridades, porque andan personalmente invitando, ahí si aparecen por sus intereses

Con este modelo de sindicalismo, dijeron, los hospitales están inundados de pestilentes aguas negras de la corrupción que por más que se oculte,, tarde o temprano reventarían la tapa de la cloaca de injusticias, desatención, represión y abusos contra los trabajadores, todo permitido desde la cúpula sindical nacional, porque son valores no escritos y permitidos en la simulación a cambio de que los líderes seccionales sean el asidero y mecanismo de control de los trabajadores, de tener el apoyo incondicional para reelegirse cuántas veces sean necesarias al frente de las dirigencias.

MODUS OPERANDI DE LOS "CACIQUES".

En la Sección IX que comanda Domingo Ortuño Maldonado, el señalado como Lord Millonetas de Pueblo, también vicepresidente en el Comité Ejecutivo del SNTSA, de Marco Antonio García Ayala, se da todo tipo de negocios, desde negociar con empresas privadas que previamente ya están apalabradas con la autoridad encargada de la Secretaría de Salud del Edomex, la participación en la licitación de vestuario y uniformes para los trabajadores, compra de calzado, condicionar en los hospitales a proveedores con " moches" para que entren en la lista, aquí también la autoridad está en la jugada, en la concesión de las farmacias a particulares, así como en la compra de insumos diversos.

En este caso, también los negocios que se operan de bajo perfil, denuncian los trabajadores entrevistados, cómo lo que se hizo público en 2018, por trabajadores de una Jurisdicción Sanitaria, hasta donde llegan los tentáculos de los líderes, que vendían plazas de verificación sanitaria en 12 mil dólares, ejemplo de que ser líder sindical si es negocio

Esto se réplica también en Las Américas, que ha tenido varios directores generales como Efraín Bermúdez, Jaime Lucatero y ahora Josué López Vázquez, han proliferado el cobro de "noches" es del dominio público por la dirigencia de Martínez Lazcon, quien tiene sus operadores, para el cobro de tres quincenas para contratos de médicos a un promedio de 15 mil pesos por quincena, cobro de retardos y cambios de área de trabajo, cobro y " cooperación voluntaria" para juguetes por el Día del Niño, donde los médicos enfermeras y demás personal aportan desde los globos hasta bicicletas, cobro por el Día de la Madre, para el festejo y la puesta de la escenografía, cobro por el día del Padre, con festejo que termina en parrandas en los Table Dance de avenida central, nada más los cuates, cobro de "moche" a trabajadores y trabajadoras por renovar contrato, en forma económica o bien a las más atractivas hasta con favores amorosos, todo permitido en la "legalidad" del culto al conocido como "caciquito" sindical, que heredó cómo regalo de su cuñado la Subsección, y que teniendo su origen de camillero jamás imagino estar en los aposentos del poder sindical, por lo que gusta de que le regalen chamarras de piel y botellas de whisky caro, lo que ha dado como resultado dicen los trabajadores un " enriquecimiento explicable".

Pero los negocios no terminan ahí, en todos los centros de trabajo, afirmaron los entrevistados, se realizaron procesos de "formalización", consistentes en otorgar la base sindical a trabajadoras y trabajadores que ya tenían más de tres, cinco y hasta diez años laborando por contratos, en este manejo se dejó "manos libres", a los líderes seccionales para que conformarán las listas de los que tenían ese derecho, lo que dió lugar a manejos turbios cómo dejar fuera a trabajadores que cumplían con el requisito, más si eran opositores a su gestión sindical o inconformes con los dictados del "virrey", dando paso a qué familiares, hijos, hijas, compadres, amigos y hasta concubinas y amigas del corazón, fueran basificadas, tanto de Domingo Ortuño como de José Luis Martínez.

Fueron tres procesos de formalización acordados con la Secretaría de Salud en el sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto, aclamado por los líderes Joel Ayala y Marco Antonio García Ayala como un logro histórico y de justicia laboral, pero al quedar en manos de los "virreyes" lidercillos sindicales -explicaron los trabajadores-, les entregaron una "mina de oro" que jamás soñaron, porque en el caso de Las Américas, el camillero llegado a líder manejó a su libre albedrío un promedio de 40 a 50 mil pesos por trabajador que quería una base, no se tiene registro cierto de cuántos fueron pero según cálculos fueron unos 600 trabajadores en los tres procesos, considerando que el hospital tiene más de 1,200 trabajadores

Ninguna autoridad, ni de la Secretaria de Salud Federal, ni de la Secretaria de Salud del Edomex de Gabriel O'Sea, verificaron si era realmente cierto que todos los trabajadores eran los que tenían derecho a una base sindical y en la cúpula del Comité Ejecutivo Nacional del SNTSA, encargado de las relaciones entregadas por los dirigentes seccionales, no aplicaron algún monitoreo, por lo que estos procesos se tornaron amañados y un traje a la medida de los líderes, convertidos en comparsas de la cúpula sindical nacional.

Pero todo esto no tendría cabida, sino es por el desaseo de esos procesos, que dejaron fuera a cientos de trabajadores que tenían derecho a una base formal y que esa misma tal vez la detenten los hijos, hijas, compadres, amigos y hasta amantes de los "virreyes", que para la Secretaria de Salud de Gabriel O'Sea, si abre una investigación es fácil de comprobar con las nóminas dónde cobran todos estos beneficiados por la ubre sindical.

Es así como señalan los entrevistados, que los "virreyes" tienen cuentas pendientes y deben muchas facturas a los trabajadores que cómo dijo un agremiados en el Hospital de La Perla '"..estamos hasta la madre", y por lo que una vez que han sido denunciados ante el Presidente López Obrador, por todas estas corruptelas se cumpla con la investigación y se termine con ese sindicalismo "charro" y caduco formado en los gobiernos neoliberales, porque han sido verdugo de los trabajadores, por todo eso sí todavía hay duda del porqué el "portazo," de Las Américas", la respuesta está en la corrupción y el abandono.

LOS FESTINES Y LA COOPERACHA PARA LEVANTAR UN MONUMENTO EN CADA HOSPITAL.

Ante todos los atropellos, dejar sin empleo a médicos, enfermeras y demás personal que lo le entraron con los "moches" para los "virreyes", nos comentaron los trabajadores que basta echar un vistazo de las más 1,500 demandas laborales contra el ISEM y la Secretaría de Salud presentadas en el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje por despidos injustificados y atropellos laborales, reflejo de toda la turbiedad en el sector salud de la entidad.

Esto ha originado que en el Hospital Las Americas, la falta de personal es porque desde enero de este año, cuando se renuevan "contratos", quedaron sin trabajo médicos y enfermeras y fue directamente José Luis Martínez, quien les comunico que ya no había contratos, que desde la Dirección de Recursos Humanos de la Secretaria de Salud de Gabriel O'Sea, se había recortado el presupuesto, pero si hubo para lis "cuates", porque el cordón umbilical de las corruptelas llega hasta las oficinas de Toluca en esa Dirección, dónde el "caciquito" negocia los contratos, ahí es donde se gesta toda la red de complicidades y corruptelas, y deducen los trabajadores que hasta allá llegan los "moches" del que detenta la Subsección 25.

Las aguas siguen turbias, las corruptelas siguen vigentes y esto permite a los "virreyes" realizar fiestas en lugares costosos, para festejar cómo lo hace cada año Domingo Ortuño, su cumpleaños, acompañado de su cuñado Martínez Lazcon, toda su parentela, invitados del gobierno de Del Mazo, de la Secretaria de Salud, del Comité Ejecutivo Nacional del SNTSA, para amarrar bien las relaciones y el encubrimiento, con costos para unos 500 ,a 600 comensales, que departen al ritmo de salsa, cumbias de grupos caros y el infaltable mariachi para que el "Virrey" este contento, derrochar 1 millón o 2 millones pesos es lo de menos. Y luego en el interviene el agradecimiento a todos los amigos e invitados por acudir a ensalzar la labor titánica del líder, en una especie de benefactor y dueño de vidas y almas de trabajadores, para que ya con la emoción a piel suelte ". Estamos poderosos", lo que despierta el aplauso en esa cortina de humo, de un festejo que es el equivalente a muchas cuotas de trabajadores

Todo está permitido en aras del sindicalismo y su autonomía, incluso del enriquecimiento de líderes, porque así están las reglas del juego que no han cambiado, señalan los trabajadores, que esperan acciones contundentes para sacudirse el yugo de los "caciques" y por lo pronto va hacer una especie de "cooperacha" para que a la entrada de cada hospital, clínica o centros de salud se construya un monumento a Domingo Ortuño y José Luis Martínez Lazcon, para que se acuerden de ellos por generaciones y los trabajadores cuando pasen por ahí los vean y que en esa estatua se coloque una placa que diga:
"Estos son los que nos roban" y para ello tienen pensado enviar invitación al Gobernador Alfredo Del Mazo y al Secretario de Salud Gabriel O'Sea, para que si bien no les solucionan sus problemas, por lo menos vayan a inaugurar la magna obra.

Follow Us on Social

Most Read