Ciudad de México, 13 de julio 2020, - Tan solo en los dos años que van de gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador, se han denunciado más de 27 mil personas desaparecidas,

 debido al incremento en los actos de violencia y falta de control e investigación del delito. Por ello el Gobierno de la República reportó este lunes 73 mil 201 personas desaparecidas en México en los últimos 14 años, la gran mayoría desde el año 2006, cuando las autoridades sacaron a las fuerzas armadas a las calles para hacerle frente a los poderosos cárteles de la droga.

Entre 1964 y 2005, antes del “combate al narcotráfico”, se reportaron Mil 523 personas desaparecidas, según un informe presentado el lunes por la Secretaría de Gobernación, encabezada por Olga Sánchez Cordero .

México se encuentra sumido en una espiral de violencia alimentada por enfrentamientos entre la fuerza pública y grupos del crimen organizado que se disputan varias zonas del país.

Del 15% del total de personas desaparecidas, no se tiene información fidedigna por parte de las fiscalías locales, sobre cuándo fue la fecha de denuncia, por lo que “se debe depurar y analizar la información”, dijo el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas.

En el primer semestre del año, las denuncias de desapariciones disminuyeron un 36.6% respecto al mismo periodo del 2019, precisó Encinas. Expertos sostienen que puede deberse a la cuarentena que obligó a las personas a permanecer en sus casas y que redujo al mínimo el trabajo en las oficinas gubernamentales, por lo que probablemente no hay denuncias.

Además, se dio a conocer que, desde 2006, se han hallado en el país 3 mil 978 fosas clandestinas, de las que han sido exhumados 6 mil 625 cuerpos. Encinas precisó que casi el 30% de las fosas han sido ubicadas durante la actual administración, que inició a fines de 2018, pero que lejos de disminuir o controlar a los delincuentes, estos han incrementado los enfrentamientos por el control de las plazas. En cuyos casos se ha establecido un estado de facto, en donde se cobra derecho de piso y tienen los delincuentes una fuerza armada con la que ejercen poder y control de las distintas zonas, esto por el repliegue del Gobierno Federal ante el crimen organizado.

“Antes la cifras de identificación y de retorno con los familiares eran nimias, no existían”, sostuvo Encinas.

Follow Us on Social

Most Read