MEXICO, 31 de agosto de 2021,-- El gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, solicitó a las autoridades federales se declare zona

de desastre por las afectaciones que provocó "Nora" para que fluyan los recursos para rehabilitar los daños en infraestructura urbana del medio rural, en carreteras y se agilice el envío de alimentos a siete municipios en Declaratoria de Emergencia.

Dio a conocer que dado que aún cuando se redujo la intensidad de las lluvias derivadas de los remanentes del fenómeno natural, se acordó extender hasta el próximo miércoles la suspensión del inicio de clases presenciales del nuevo ciclo escolar.

En una nueva reunión de evaluación sobre los efectos de lo que dejó a su paso la tormenta tropical "Nora", citó que el mayor volumen de lluvias se tuvo en Mazatlán, con 400 milímetros y en la zona de Elota, donde se tuvo que evacuar a 564 personas que se encuentran en albergues. Comentó que es necesario que descienda el nivel del agua para calcular los daños resentidos en infraestructura urbana, rural, carreteras, caminos y en las actividades productivas, como es la agricultura, ganadería y la acuacultura.

José Refugio Ávila Muro, director del Centro SCT en Sinaloa, detalló que los aeropuertos de Culiacán y Mazatlán, desde la tarde del lunes pasado, reactivaron los vuelos comerciales y privados. Señaló que aún se mantiene bloqueado el tránsito ferroviario por el descarrilamiento que se tuvo de una locomotora, entre las comunidades de Dimas y Marmol.

Sobre la situación en las carreteras libre y de cuota afectadas por la caída de un puente sobre el río Quelite y la inundación de ocho tramos de carpeta asfáltica, indicó que se abrió un camino alterno que conecta la Maxipista Mazatlán-Culiacán, con la carretera federal número 15, en la que sólo se da cruce a vehículos particulares y vehículos de carga ligera. También explicó que en el tramo de la Cruz de Elota a la zona del Piggy Back, de la maxipista, los arroyos subieron de nivel y cubren en varios puntos la carpeta asfáltica y se tiene un corte, por lo que se desvían las unidades para dar fluidez al tránsito.

En la valuación de la situación que priva en la entidad por los remanentes del fenómeno natural, se informó que en Culiacán sólo el 35 por ciento del transporte urbano brinda servicio, y en Mazatlán prácticamente se normalizó, con un 85 por ciento.

Sobre la situación de la infraestructura hospitalaria y unidades médicas, el secretario de Salud del Estado, Efrén Encinas Torres, asentó que se trabaja con normalidad, por los que los pacientes que acuden a solicitar servicio son atendidos.

Follow Us on Social

Most Read