POR SOLAPAR CORRUPTELAS Y NEGOCIOS, EL SINDICATO INVOLUCRADO.

(Investigación Especial)

Ciudad de México, 2 de septiembre 2021,-- A pesar de que se han implementado revisiones al interior del Hospital Regional 1º. De Octubre del ISSSTE, ha crecido la inconformidad con jefes de diversas áreas, por la soberbia,prepotencia y abuso de autoridad con la que tratan a los trabajadores, además de que la “mafia” que opera el saqueo de medicamentos, material quirúrgico e insumos se mantiene en la impunidad y está maquillando informes y actas para evitar que detecten las pérdidas en contra del hospital.

La administración de Luz María Coti Rodríguez, ha dejado muchos cabos sueltos y confiado puestos de mando a personal que atropella los derechos laborales de los trabajadores y de lo que menos los acusan es de prepotencia, soberbia y autoritarismo, por lo que han surgido brotes de inconformidad al interior del nosocomio.

Ha dejado que operen grupos que le informan lo que les conviene, y esto ha dado lugar a que el saqueo de material quirúrgico e insumos para combatir el Covid-19, se opere en forma silenciosa, que les ha dejado ganancias económicas extraordinarias a “Jefas” y “Jefes” que encubren la sustracción de estos productos de los que se dio a conocer con oportunidad de acuerdo a la investigación realizada y que está en manos de “altos” funcionarios del ISSSTE.

Con mayor precisión las indagatorias del ISSSTE, que dirige Luis Antonio Ramírez Pineda, de las cuales ya tiene conocimiento la administración del hospital, apuntan al área de abastecimiento que surte de a todas las áreas de los insumos en los tres turnos y que constantemente eran restringidos a las diversas áreas de Urgencias Adultos Mayores, para pacientes en el piso de Covid-19, en Quirófano, etc, porque el robo “hormiga” es operado por trabajadores que son de toda la confianza de las “Jefas” y “Jefes”, quienes tienen puestos en los que ganan un promedio de 5 mil pesos quincenales. Pero que se dan la buena vida en destinos de playa como Acapulco y Cancún, en algo que contrasta con sus ingresos.

Esta área bajo la responsabilidad de Vanessa García, ha sido detectada como “foco rojo”, donde se ha operado la sustracción de insumos como cubrebocas, guantes, material quirúrgico y demás, por lo que se cotejan las actas de abastecimiento para detectar posible “maquillaje” y falsificaciones de firmas, ya que muchos de los jefes de área ni siquiera se enteraban de lo que solicitaban, ni lo que firmaban.. Trabajadores que los conocen confiaron en que se han dado a la tarea de tratar de poner todo en orden por si llega una auditoría.

Sin embargo, los allegados a ésta área, han sido protegidos y beneficiados con puestos de confianza tramitados ante las instancias administrativas del hospital por Vanessa García, , ya que las investigaciones revelan que Francisco “N” (a) “El Paco”, recientemente se le otorgó un puesto de confianza administrativo y a Jorge “N”, conocido en el hospital como (a) “El Chino”, se le adjudicó un interinato en esa área, que según versiones de los trabajadores del hospital, tiene la protección desde la Sección ILX del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE, que dirige Celia San Pedro en ese hospital, por la influencia que ejerce su Madre conocida como “Geito”, integrante del Comité Ejecutivo con la Secretaría de Deportes de esa sección, lo que califican como una muestra de nepotismo y tráfico de influencias.

Esto revelaron -trabajadores-, a este reportero, es de conocimiento al interior del hospital, y cobra importancia porque han sido despedidos trabajadores en esa área que tenían más de ocho años de laborar bajo contrato y otros han sido enviados a otras áreas, -quienes pidieron su anonimato-, porque no son del grupo de “incondicionales” y por lo tanto no encajaban en los manejos que dejan ganancias económicas extraordinarias. La dirigente de la Sección Sindical, Celia San Pedro, que tiene sus oficinas en ese hospital, ni siquiera defendió los derechos de los trabajadores, porque tiene nexos con las “Jefas” y “Jefes” y son amigos intocables, denunciaron los trabajadores.

Toda esta información -precisaron-, tanto la Directora General del Hospital, Luz María Goti Rodríguez, como el líder del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE, Luis Miguel Victoria Ranfla, desconocen la realidad y los atropellos que enfrentan los trabajadores, en el primer caso, los informes que les llegan a la directora son de que todo opera con normalidad y en la parte sindical, opera con autonomía sin dar cuentas de lo que pasa a los trabajadores. Por eso adelantaron que ya Celia San Pedro, está moviendo a sus incondicionales para reelegirse al frente de la sección, pero las cosas han cambiado y lo más seguro es que ya se vaya de la dirigencia, además de que nunca está en su oficina, porque ella misma ha comentado que está muy ocupada en su plaza que tiene en el ISEM en el Estado de México.

También en esa sección sindical proliferan los “negocios” que les dejan ganancias extraordinarias considerando que son más de 1,200 trabajadores que laboran en el hospital, ya que por cada prestación para anteojos que es de 1,800 pesos por trabajador, se les aplica un “moche” de 300 pesos que van a parar a los bolsillos de alguien de la sección sindical, al igual que en Deportes donde le entregan los trabajadores a la señora “Geito” que es la Secretaría del Comité Ejecutivo, la cantidad de 100 pesos, todo esto sin recibos de por medio, pero que los trabajadores lo entregan personalmente.

Con toda esta red de corruptelas y complicidades, el ISSSTE y la dirección del Hospital, tienen en sus manos la investigación para proceder a realizar los ajustes al equipo de trabajo y a la estructura administrativa, a fin de evitar más saqueos, desvío de recursos del erario público, ya que en la Secretaría de Finanzas del ISSSTE, se sigue con lupa el abasto de medicamentos y la aplicación de los recursos públicos para evitar la escasez, sobre todo en esta difícil etapa de la pandemia que azota al país, afirmaron “altos” funcionarios, quienes revelaron que las autoridades evalúan las pruebas y dan seguimiento a las investigaciones para solicitar la intervención de la Fiscalía General de la República y de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, a fin de profundizar en las investigaciones.

TRABAJADORES DENUNCIAN PREPOTENCIA Y SOBERBIA DE JEFES Y PIDEN YA LA DESTITUCIÓN DE LA DIRECTORA.

Ante la impotencia de las trabajadoras y trabajadores del Hospital Regional 1º. De Ocubre, han iniciado una serie de acciones para denunciar las arbitrariedades que privan al interior del nosocomio y en redes sociales a las que tuvo acceso este reportero, han señalado que la Coordinadora de Enfermería Araceli Flores, tiene un trato despótico, prepotente y altivo, siempre menospreciando al personal, sintiéndose superior a todos y que es la artífice de la calidad del hospital, pero afirman que quien realmente mueve los hilos del poder es la Jefe Mayra Rodríguez, también con trato despótico y quien maneja a su antojo los interinatos de acuerdo a sus intereses, ligada a Óscar Águila y en contante choque con la Jefe María Luisa Pérez del Villar, de Terapia Intensiva, quienes manejaron a su libre arbitrio las vacunas, todo ocultado por la coordinadora, asimismo, la considerada mano izquierda de Judith Mendoza, goza de protección, ya que “….se inventó una enfermedad para no estar en la pandemia, yéndose como persona vulnerable”, -eso es textual.

Sin embargo, ya se “curó” y ahora como está de subjefe tiene un trato de humillación hacia los trabajadores que acuden a plantear algún problema, burlándose de los trabajadores, y en esta red están también Guadalupe Rubio, Rosario Bosques, así como Laura Camaño, quien abusa de su puesto como servidora pública, Norma Cárdenas quien brinda protección a sus ahijados, que están señalados de saquear medicamentos y material.

Y denuncian: “…la coordinadora Araceli Flores, según tiene todo el control de enfermería, permite que la Jefe Vanessa de Abasto, haga lo que quiera, llegue y salga a la hora que ella decide- trabajadores revelaron que diariamente llega por las mañanas una mujer de nombre Edith “N”, que al parecer labora en una clínica del IMSS cercana, persona ajena a Abasto con quien se retira por tres o cuatro horas-, ese es su gran equipo que trabaja con calidad y trato digno, pero sobre todo honesta poniendo a su personal de interinato a consentidas en clínicas que ni siquiera tendrían que estar abiertas en pandemia, intimidando al personal temporal amenazando con correrlos contradiciéndose de que ella respeta el escalafón, siendo la primera en no respetarlo, pensando que desconocemos los reglamentos”.

Ante toda esta red de corruptelas y atropellos, los trabajadores exigen a la Doctora Luz María Coti Rodríguez, Directora General del Hospital, “…corregir estas arbitrariedades, de lo contrario acudiremos a las instancias correspondientes para que Usted sea destituida por complicidad ante este abuso de autoridad”.

 

Follow Us on Social

Most Read