México, a 13 de julio de 2022 :-: José Rosas Aispuro, gobernador saliente de Durango, amenazó con denunciar a Iván Soto por no haber

cuidado a su hija y permitir su violación; el periodista acusa una venganza por su trabajo periodístico

El director del medio digital Durango en Vivo, Iván Soto, acusó al actual gobernador de Durango -José Rosas Aispuro- de que le llamó por teléfono para amenazarlo con denunciarlo por “no haber cuidado bien a su hija” y ser el responsable de su violación ocurrida en mayo del 2021.

Soto se ha desempeñado como un gran crítico al gobierno local, y más después de que su hija decidió hacer público su caso. El periodista ha denunciado públicamente a las autoridades por su negligencia en el hecho; no obstante, el pasado domingo 12 de julio recibió una llamada del gobernador, lo que Soto calificó como un acto de intimidación.

Por ello, acudió ante la Fiscalía General de la República (FGR) en la Ciudad de México para denunciar penalmente por amenazas e intimidación al gobernador saliente de la entidad norteña.

Asimismo, Soto Hernández acudió al pleno de la Cámara de Senadores durante la sesión de la Comisión Permanente en busca de un espacio para denunciar su caso. Ahí, se le concedió ofrecer una conferencia de prensa.

“Tengo el audio de la llamada que recibí este domingo por la noche, donde José Aispuro Torres directamente me dice: ‘Vas a tener un proceso penal por omisión de cuidados a tu hija’. Aclaro, mi hija fue violada sexualmente en mayo del 2021, en la casa del dirigente estatal del partido Acción Nacional, por su hijo Jorge Abraham Rocha, hijo de José Luis Rocha”, declaró.

Además agregó que José Luis Rocha, quien en ese entonces además de ser Secretario General del PAN en Durango también se desempeñaba como diputado local en funciones, y ahora lo hace como suplente.

“En su casa fue drogada y violada mi hija, en ese entonces con 17 años. Justo ella creía que iba a una fiesta para celebrarla, y resulta que tiene el peor desenlace que ha tenido en su corta vida y que la marcará para siempre”, comentó Soto Hernández ante la prensa.

Por su parte, dentro del pleno compartió un video a través de sus redes sociales donde lamentó tener que llegar a esas instancias para ser escuchado. “Lamentablemente tenemos que estar aquí para que alguien nos escuche, porque en Durango el poder del gobernador José Aispuro Torres sigue operando una radical censura a través de Verónica Terrones, su directora de Comunicación Social, exigiendo a los medios de comunicación, a mis colegas y amigos, que no saquen nada relacionado a este caso”.

Calificó la situación como triste y lamentable, además afirmó no tener otra alternativa más que buscar fuera de Durango para que alguien lo escuche.

El comunicador agradeció las reuniones que se le concedieron con enlaces de la Secretaría de Gobernación (Segob) en la Cámara de Diputados, así como con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y de la Fiscalía General de la República, institución frente a la que ya denunció al gobernador panista.

Durante la llamada que sostuvo el ejecutivo local y el periodista, Aispuro señaló en repetidas ocasiones que la denuncia iba contra la persona, contra el padre de familia, no contra el periodista. Ahí, el funcionario apuntó que el padre sería cómplice “por omisión” en la violación de la menor de edad, pues él “debía cuidarla”.

“Si de verdad al gobernador le interesara el caso de mi hija, no la estaría revictimizando de esta forma”, alegó el periodista contra el blanquiazul que está próximo a terminar su administración.

En la conversación, el gobernador aclaró que no debía confundirse la denuncia contra “la persona” y el trabajo del periodista, quien ha sido un asiduo crítico de su gobierno. Por su parte, Soto lo calificó como un acto de intimidación y una venganza en su contra.

Follow Us on Social

Most Read