MÉXICO, 1 de agosto 2022 :-: El titular de la FGE, Carlos Zamarripa Aguirre, reveló que subió de dos a tres la cifra de elementos

heridos tras la detonación del 28 de julio

La explosión de una granada trampa que lesionó a elementos ministeriales en Irapuato, Guanajuato, habría sido un ataque directo a la Fiscalía General del Estado (FGE) por parte de un grupo delictivo.

Así lo dio a conocer el Fiscal General estatal, Carlos Zamarripa Aguirre, en un breve encuentro con la prensa, donde además confirmó - pero sin ahondar en detalles - que el órgano ya definió una línea de investigación a seguir para esclarecer los hechos

“Más que una trampa, fue un ataque directo”.

Cabe recordar que, en un inicio, se informó que fueron dos las personas quienes resultaron heridos tras la detonación, un agente y un perito. No obstante, el funcionario actualizó que la cifra ascendió a tres, aunque no reveló más información respecto al estado de salud del tercer herido.

En tanto, agregó que un grupo de trabajo forense ya se encuentra analizado los indicios encontrados en el lugar de los hechos para identificar a los presuntos responsables del delito. Ante ello, el también abogado extendió un alertamiento a las y los agentes de investigación para tomar todas las medidas pertinentes cuando se acuda a un lugar.

“Estamos analizando todos los indicios (...) para efecto de poder esclarecer quién fue el autor de esos hechos”, declaró el 1 de agosto pasado en la entrada de la Universidad de Guanajuato.
Pese a que Zamarripa Aguirre no señaló a alguna organización delictiva como presunta intelectual del ataque, se presumiría que habría sido el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) quien orquestó el acto de narcoterrorismo.

Esto, debido a que el 29 de julio - un día después de la explosión en la colonia Emiliano Zapato - comenzara a circular un video donde se dejó ver la marca del cuatro letras con supuestas intenciones para atacar a los agentes ministeriales.

El clip de apenas 44 segundos contiene advertencias y frases que dicha organización suele emplear en videos, cartulinas y narcomantas. Sin embargo, el mensaje no alude de manera evidente al brazo armado autodenominado Grupo Élite.

“Esperamos a que estuvieran sólo ustedes, corrientes ministeriales”, se lee en el metraje y en el cual dejaron en claro que el objetivo principal del ataque eran integrantes de la Fiscalía. “Hacemos de conocimiento que se respetó la integridad de los elementos de otras corporaciones”.

Según la narrativa del video, el ataque fue en represalia al trabajo que, acusan, no es procedimental contra el grupo afectado. Supuestamente, los operativos de cateos en punto vinculados a la presunta organización criminal serían sin mandamientos respaldados por la autoridad judicial. Además, se apuntan hostigamientos contra familiares e inspecciones arbitrarias.
Fue el pasado 28 de julio cuando una transmisión en vivo por Facebook, del reportero local Gerardo Hernández, documentó el momento del estallido; esto, mientras informaba el inicio del procesamiento de la escena criminal.

A los pocos segundos de haber comenzado su enlace y mientras describía lo que estaba ocurriendo, el periodista captó el estruendo en la casa que era intervenida sobre la colonia Emiliano Zapata.

Irapuato se encuentra al suroeste de Guanajuato: un estado donde la disputa del territorio entre grupos criminales (principalmente entre el CJNG y el Santa Rosa de Lima) lo han posicionado como el estado con más homicidios dolosos de la República.

Follow Us on Social

Most Read