México, 5 de septiembre 2023—El modelo de comunicación del Ejecutivo Nacional viola disposiciones de

la Constitución y de la Ley Electoral, por lo que exige una revisión para definir un nuevo esquema que no rompa el principio de equidad que debe prevalecer en la difusión del mensaje político ante momentos trascendentales como los procesos electorales.

 Abogados y politólogos especialistas convocados por México Justo en la Mesa de Diálogo “Efectos Jurídicos de la estrategia mediática del Ejecutivo Nacional”, consideraron que la política de comunicación del presidente camina “sobre el filo de la navaja” y “estresa los límites jurídicos”, ya que ha hecho uso de información falsa que incluso podría dar pie a una acción legal de juicio de amparo en contra del mandatario.

Valdemar Martínez, Consejero Académico de México Justo, afirmó que la conferencia mañanera es un ejercicio que manipula el derecho a la información pública al ser utilizada para revelar datos de la vida privada de quienes no comulgan con la visión del presidente, por lo que estos actos de autoridad pueden ser sometidos al escrutinio constitucional a través del juicio de amparo al violentar las disposiciones del artículo 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

El presidente del país no puede escudarse en el derecho a la libertad de expresión para difundir información particular o como presuntos delincuentes porque ello contraviene el principio de presunción de inocencia, aseveró.

“Sus intervenciones en la mañanera se traducen en calumnias, injurias, difamaciones que son violatoria de los derechos humanos, además de que el artículo 108 de la Constitución dice que el presidente de la República puede ser imputado, juzgado no sólo por traición a la patria, por delitos electorales, sino por todos los delitos que pueden ser imputados a cualquier ciudadano”.

Por su parte, Fernando Ojesto Martínez, abogado especialista en materia electoral y catedrático de la UNAM, advirtió que el ejercicio de la mañanera vulnera el principio de equidad de la contienda, por lo que, ante un resultado muy parejo en las elecciones federales venideras, éste podría ser un argumento de la oposición que podría anular un proceso electoral, “sería una consecuencia extrema, pero puede ser real”, afirmó.

Dijo que, ante la evidente violación constitucional del principio de neutralidad del presidente en su ejercicio de comunicación, no se le ha podido sancionar ya que no existe una ley reglamentaria del artículo 134 Constitucional.

Recordó que en la elección presidencial del 2006, la entonces oposición acusó de intromisión en el proceso a Vicente Fox por algunas declaraciones, lo que generó un cambio en el modelo de comunicación política en México, principios que hoy se violan de forma permanente sin sanciones legales.

“Todos los partidos en México simulan el cumplimiento de la normativa electoral que ellos hicieron, pero la sociedad puede jugar un papel importante al promover desde su trinchera el respeto a tres principios en materia de comunicación que son la verdad, el diálogo y la exigibilidad del respeto a las leyes”.

Sara Lozano, politóloga y catedrática del Tecnológico de Monterrey, comentó que la conferencia mañanera estresa los limites jurídicos en México y fundamentalmente viola el derecho público a una información veraz, ya que evidentemente los pronunciamientos de un jefe de Estado no son los de un ciudadano común.

Esta situación, añadió, llevará necesariamente a una revisión constitucional de este modelo comunicativo y debería llevar a una reforma electoral en la materia.

Si bien, nunca hay leyes suficientes para contrarrestar la buena o mala voluntad de quien esté en el gobierno, consideró, al presidente “se le volteó el chirrión por el palito” ya que al polarizar tanto su discurso llevó al fastidio a una parte importante de la población educada que ha dejado de creer en dicho mensaje.

Finalmente, Mario Alberto Garza, director de la Facultad de Derecho y Criminología de la Universidad Autónoma de Nuevo León, expresó que el modelo de comunicación política en México está en el “limbo jurídico” y enfrenta la disyuntiva de salvaguardar la libertad de expresión sin transgredir el derecho.

El modelo de comunicación política está cimentado en una realidad cultural que tenemos en México de hace tiempo, en la que la simulación institucional es una constante, ya que el modelo se ha dirigido hacia la equidad, la cual no se respeta.

En México las leyes políticas no tienen incidencia para normar el comportamiento de las instituciones, por lo que incluso sería conveniente considerar el dirigir el modelo hacia su flexibilización y no hacia una mayor equidad, ya que ello responde a la realidad que se vive en México

El experto urgió un proceso de socialización de la política en México que ayude a combatir la simulación institucional y sugirió a la sociedad la diversificación de las fuentes informativas para conocer la realidad del país y contrastar el discurso oficial.

Juan Carlos Pérez Góngora, presidente de México Justo, agradecido la participación de los especialistas en la conferencia virtual y externó que el organismo continuará haciendo eventos de este tipo para difundir información especializada y promover el Estado de Derecho en la población

La participación de los cuatro especialistas en la mesa de diálogo “Efectos Jurídicos de la estrategia mediática del Ejecutivo Nacional” estuvo moderada por Tania Edith Reyes García, secretaria técnica de México Justo.

Follow Us on Social

Most Read