Tal vez vale la pena empezar por pensar que los dientes en las mascotas y en los humanos son diferentes en varios

 aspectos. En primer lugar, los humanos adultos tenemos 32 piezas, los perros adultos tienen en promedio 42. Además de la cantidad, la función es distinta. Los dientes de los humanos están muy adaptados para masticar y moler los alimentos, y de esa forma facilitar el proceso digestivo. La dentadura de los perros por su parte está fuertemente adaptada para desgarrar tejido muscular y para cortar; tienen más incisivos y sus colmillos son más filosos. Ellos difícilmente mastican por lo que la superficie de sus molares no es tan plana como en el caso de los humanos.
Pero quizás la mayor diferencia no está en la cantidad o funcionalidad, sino en que los humanos podemos hacer una elección, que es lavárnoslos, después de cada comida para mantenerlos limpios al tiempo que un buen aliento, o, después de comer algún alimento muy azucarado para evitar la formación de caries.
Ellos no tienen esta elección. Y no es que se trate sólo de que tengan un mejor aliento o de que se les puedan formar caries, ya que sus dietas son mucho menos azucaradas como pueden llegar a ser las nuestras. La principal preocupación de la salud oral en ellos es que se presenten problemas en las encías tales como acumulación de placa, enfermedad periodontal e inclusive la pérdida de piezas.
Con base en esta preocupación, Edgar Islas, experto de Ciudad para las Mascotas, una iniciativa impulsada por Mars Petcare que busca que los dueños responsables conozcan más sobre sus mascotas, nos compartió las siguientes recomendaciones para lograr convertir en un hábito la limpieza oral de nuestra mascota.
• Acostumbrar a nuestro perro desde cachorro a una limpieza dental.
• Emplear una pasta de dientes especial para mascotas, sin flúor. Aunque no es estrictamente necesario usar una pasta de dientes, esto lo pueden consultar con su veterinario.
• Emplear un cepillo suave o una gasa para limpiar sus dientes.
• Frotar con cuidado las superficies de todas las piezas.
• Al finalizar, darle una recompensa, unas lindas palabras, unas caricias, un juguete o un tiempo de juego, le ayudará a entender que esta acción es buena.
• Usar productos para una limpieza diaria que además les llame la atención, un ejemplo de esto puede ser Dentastix de Pedigree®. Este tipo de productos le ayudará a reducir la formación de sarro hasta en un 80%.
• Practicarle una profilaxis (limpieza dental profunda) cada 6 meses por un su médico veterinario o el especialista que te recomiende.
Su salud dental es tan importante como la tuya, de ahí pueden venir otro tipo de afectaciones para tu mascota, así que nunca está de más adoptar nuevos hábitos que sin duda te ahorrarán preocupaciones y contribuirás al cuidado preventivo de tu perro.


Los pasos son muy sencillos de seguir y como éste, encontrarás diferentes podcast de Ciudad para las mascotas en su perfil de Spotify: https://spoti.fi/31VjPNm. Echa un vistazo, sin duda te sorprenderás con algunos datos sobre ¿qué hacer si no puedes salir con tu perro porque está lloviendo? o ¿cómo saber si sufre cuándo está viejito?

Follow Us on Social

Most Read