En el Día Nacional del Águila Real, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), a través del Heroico Colegio Militar, y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente

 (PROFEPA), liberaron a Huitzilopochtli, un ejemplar de Águila Real, macho de 8 años aproximadamente, asegurado en 2012 en un domicilio, durante un operativo en Pénjamo, Guanajuato. Así mismo, 2 aguilillas de Swainson, 3 aguilillas cola roja, 4 aguilillas de Harris, una lechuza de campanario y un caracará, forman parte de esta liberación en Cuatro Ciénegas, Coahuila, que contó con el apoyo del Museo del Desierto.

Tras su rescate, Huitzilopochtli, fue trasladado de una Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) de Querétaro, al Centro Nacional de Control y Protección del Águila Real, lugar para el cuidado de aves creado en 2017 mediante convenio de colaboración entre el Heroico Colegio Militar y la PROFEPA, sitio donde hoy se encuentran 44 ejemplares de aves rapaces, 10 de ellas Águilas Reales.

Después de año y medio de rehabilitación física y conductual, los expertos en protección consideraron que Huitzilopochtli era apto para ser liberado, convirtiéndose así en la segunda Águila Real reintegrada a su hábitat, desde la creación del Centro.

El Águila Real se encuentra en los estados de Querétaro, Aguascalientes, Zacatecas, Guanajuato, San Luis Potosí, Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Sinaloa, Durango, Jalisco y Oaxaca.

Esta especie enfrenta la pérdida de su ambiente natural y de sus sitios de anidación, debido a la urbanización y el saqueo furtivo de sus nidos, entre otras causas.

En 1994 el Águila Real fue incluida como especie en peligro de extinción en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-ECOL-1994. Actualmente, dentro de la NOM-059-SEMARNAT-2010, se encuentra en la categoría de riesgo Amenazada.

Follow Us on Social

Most Read